Crónica de una Autopublicación – Etapa 6: Pre-lanzamiento

Al momento me encuentro afinando los últimos detalles de la novela para presentarles un trabajito prolijo y de calidad.

Así que mientras tanto, y para motivarles a leer mi próximo monstruito, les ofrezco un ejemplar digital gratis a todos aquellos que quieran regalarme una reseña en su blog o cuenta de goodreads para darle el primer empujoncito a Independiente.

Independiente, ya que me lo preguntan, es la historia de una joven de 18 años que atraviesa circunstancias que le harán replantearse algunos pilares fundamentales de su vida y arriesgarse a tomar decisiones con las cuales tendrá que lidiar por su cuenta.

Como su nombre, es una historia independiente. No es una precuela de Retorcida, así que no es necesario haberla leído, pero para aquellos que sí lo hicieron, funciona como tal y les gustará encontrarse con personajes que ya conocieron.

A todas aquellas personas que les picó la curiosidad, recibirán el ejemplar digital el día del lanzamiento, que será en algún momento de la semana que viene 😀

Además, no solo se ganarán un lugar en mi cálido corazón de marmota, sino también un sitio permanente en la barra lateral de esta humilde bitácora.

Los valientes, pueden escribirme a pauladegrei@gmail.com o dejar su comentario debajo de este post y más inmediato que rápido, me pondré en contacto.


Más etapas:

Crónica de una Autopublicación – Etapa 5: Sinopsis

Nunca antes me había sentido tan insegura intentando hacer el resumen de una novela, y es que a grandes rasgos, es de lo que se trata la sinopsis: una radiografía de la obra en cuestión, cuyo objetivo es dejar interesado al lector sin desvelar demasiado de ella y brindar expectativas equilibradas. Simple de decir, difícil de lograr.

Creo que mi mayor obstáculo para desarrollarla, en comparación con Retorcida, es que Independiente es una novela de un género completamente diferente, sobre todo porque indaga en emociones que no me siento del todo cómoda expresando ni siquiera por escrito.

Supuse que después de 48 mil palabras y de haber leído el libro más de una docena de veces, e incluso contar con cierta «experiencia» previa, todo iba a resolverse de manera más sencilla, pero no, estaba equivocada.


Más etapas:

Crónica de una Autopublicación – Inicio

Crónica de una Autopublicación – Etapa 1: Escribir

Crónica de una Autopublicación – Etapa 2: Búsqueda del título y registro

Crónica de una Autopublicación – Etapa 3: Corrección y Lectores Beta

Crónica de una Autopublicación – Etapa 4: Portada

Crónica de una Autopublicación – Etapa 5: Sinopsis

Crónica de una Autopublicación – Etapa 6: Pre-Lanzamiento

¡Independiente ya disponible en Amazon!

Crónica de una Autopublicación – Etapa 4: Portada

Estoy en una de las etapas que causa mayor impacto y que me produce más ansiedad, porque evidentemente será el primer pantallazo que tengan los futuros lectores sobre lo que me costó tanto trabajo y dolores de cabeza completar.

Para combatir el estrés que causa la omnisciencia que demanda la autopublicación, que por cierto parece muy simple una vez que miramos al pasado pero que sin embargo en el momento nos resulta asfixiante, tener un amansa-locos se vuelve una idea atractiva y necesaria. Créanme, siempre miré con recelo cuando me regalaban estos artefactos del demonio hasta que descubrí su función.

Les presento a mi pelotita de colores y mi querido cubo de rubik: los encargados de que mi pseudomarido no me «eche de casa» 😀

20180812_174510

Volviendo al tema: En general, existen opiniones encontradas con respecto a la apreciación del diseño de portada. Hay quienes dicen que un buen libro no se «mide» a través de su caparazón y hay quienes descartan totalmente una lectura porque no les llamó la atención su presentación, y creo que a ambas opiniones les falta evaluar un factor muy particular que es: la persona que lo escribió, ¿es conocida? Sinceramente yo compraría sin prejuicios cualquier libro con la firma de J. K. Rowling…

Por eso, cuando hago la presentación de mis trabajos, si bien distan bastante de lo que me imaginé desde un principio o incluso de un acabado profesional, como mínimo intento que luzcan organizados y cuidados, esperando que eso al menos le dé al indeciso la seguridad de que le puse empeño y cariño al resultado.

Espero traerles mi experiencia con la sinopsis este mismo jueves… si es que logro terminarla para ese entonces (je).


Más etapas:

Crónica de una Autopublicación – Inicio

Crónica de una Autopublicación – Etapa 1: Escribir

Crónica de una Autopublicación – Etapa 2: Búsqueda del título y registro

Crónica de una Autopublicación – Etapa 3: Corrección y Lectores Beta

Crónica de una Autopublicación – Etapa 4: Portada

Crónica de una Autopublicación – Etapa 5: Sinopsis

Crónica de una Autopublicación – Etapa 6: Pre-Lanzamiento

¡Independiente ya disponible en Amazon!

 

 

Crónica de una Autopublicación – Etapa 2: Búsqueda del título y Registro

He leído muchas técnicas para descubrir el título que debería llevar un libro, pero mi carácter obstinado me impide seguir patrones ajenos. No obstante los leo con todo el respeto que se merecen, aunque a sabiendas de que se me hace imposible aplicarlos.

Todos los libros tienen sus curiosidades. Por ejemplo, recuerdo que el título de mi primera novela surgió a la par de su «idea», y fue mi pseudomarido a quien, luego de soltarle toda la sarta de disparates que componía el argumento, le dije: «y la llamaré Retorcida«.

En cambio, cuando comencé a escribir este manuscrito, no tenía ni idea de cómo iba a titularse, y si bien como toda neurótica me molestaba ese cabo suelto, decidí que era mejor dejar fluir los caracteres sin presionarme (demasiado) por el título. Y funcionó. Cuando iba por la mitad del libro, el nombre vino a mí como una bocanada de aire mentolado.

Una vez puesto el nombre al manuscrito, y sin siquiera haberle dado una segunda leída por si las moscas, lo registré en la oficina de derechos de autor. Como corresponde.

El resultado fue el siguiente:

20180802_194327

Sí, leyó bien. Mi siguiente obra se llamará: Independiente; me fascinan los nombres cortos y una vez que me hice la idea de él, se me hace imposible cambiarlo.

¡Eso es todo por hoy!


Si alguien llegó tarde y quiere leer el resto de las etapas, sigan los siguientes enlaces:

Más etapas:

Crónica de una Autopublicación – Inicio

Crónica de una Autopublicación – Etapa 1: Escribir

Crónica de una Autopublicación – Etapa 2: Búsqueda del título y registro

Crónica de una Autopublicación – Etapa 3: Corrección y Lectores Beta

Crónica de una Autopublicación – Etapa 4: Portada

Crónica de una Autopublicación – Etapa 5: Sinopsis

Crónica de una Autopublicación – Etapa 6: Pre-Lanzamiento

¡Independiente ya disponible en Amazon!

 

Crónica de una Autopublicación – Etapa 1: Escribir

Hoy les traigo la primera etapa de lo que ha significado para mí componer el próximo monstruito.

Escribir una novela no es difícil cuando se tiene una idea, lo que se vuelve complicado es traducir el argumento en palabras.
Partiendo de la base que esa idea ya se concibió, como lo fue en mi caso, escribir se vuelve una necesidad, y la necesidad… se convierte en ansiedad de ver esa obra terminada y publicada. Pues bien, yo me encuentro en esa etapa.

En esta segunda experiencia así como con Retorcida, mi primera novela, no me puse retos. Mi mayor aspiración diaria, era volcar todas esas imágenes mentales que me perseguían día y noche dentro de un procesador de texto, como me salieran, sin fijarme en faltas y sin preocuparme por algo más.

El tiempo que me tomó escribir, describir y exprimir lo que habitaba en mi mente, fueron diez días. Durante esas casi dos semanas mi día se resumió a trabajar, escribir y dormir (voy a asumir que alguien se encargó de alimentarme). Mi motivación: expulsarlo todo, sacarlo de mi ser.

Dentro de esta corta trayectoria que he experimentado como autora, separando el material que suelo publicar en el blog, luego del proceso creativo de escribir hoja tras hoja de texto, pierdo la memoria. Soy incapaz de recordar lo que escribí y cómo lo escribí, solo me queda una ligera idea del inicio y del fin de la obra. El desarrollo, los personajes secundarios, hasta escenarios o diálogos, absolutamente todo ello, se oculta en lo más recóndito de mi mente, al menos de manera consciente. Y así como la primera vez, esta no fue la excepción. El olvido total.

No me he detenido a evaluar los porqués de esta «amnesia selectiva», sin embargo tampoco tengo deseos de que sea diferente… simplemente me acepto como soy y le busco el lado positivo al olvido: para bien o para mal, siempre es una sorpresa leerme a mí misma.

Eso fue todo por el día de hoy, los espero dentro de unos días durante la próxima etapa 😀


Más etapas:

Crónica de una Autopublicación – Inicio

Crónica de una Autopublicación – Etapa 1: Escribir

Crónica de una Autopublicación – Etapa 2: Búsqueda del título y registro

Crónica de una Autopublicación – Etapa 3: Corrección y Lectores Beta

Crónica de una Autopublicación – Etapa 4: Portada

Crónica de una Autopublicación – Etapa 5: Sinopsis

Crónica de una Autopublicación – Etapa 6: Pre-Lanzamiento

¡Independiente ya disponible en Amazon!

Crónica de una autopublicación

Hace algunos días anunciaba el inicio de un nuevo proyecto que hoy tengo el placer de hacer oficial: ¡Hay libro en puerta!

Como algunas personas saben, esto no es lo primero que publico, mi primera obra fue Retorcida: publicada en setiembre de 2017 en la plataforma de Amazon, cuya cubierta, diseño, maquetación y corrección, dependieron principalmente de un par de amigues y de mí.
Los resultados de esta publicación no fueron malos, ni mucho menos, pero distaron bastante de las expectativas que tenía para este libro… ¡Y quién no las tendría!
Cualquiera sea la bazofia que hayamos escrito siempre nos generamos expectativas altas, pero no porque creamos que somos la próxima Jane Austen, sino porque es nuestro y no hay alguien en este planeta que aprecie más lo que hacemos que nosotros mismos, porque si hay algo que no nos falta es querernos, confiamos en que nuestras paparruchadas son preciosas obras de arte desconocidas y que por más que nos vaya mal al comienzo, de seguro con el tiempo alguna prestigiosa editorial nos echará el ojo y podremos alcanzar nuestra olla al final del arcoíris: quedarnos en casa regocijándonos entre nuestras letras a cambio de escribir por un módico (o no) cheque mientras otros pulen los detalles y lo sacan al mundo por nosotros. ¡Maravilloso!

No fue mi caso, aun con más de seiscientos seguidores en el blog, teniendo redes sociales: Goodreads, Twitter y Facebook. Todo esto no fue suficiente, la gente no me leía, no me compraba y mucho menos me dejaba su valoración o me escribía su opinión.

Me empezaba a poner un poquito ansiosa, entonces me dispuse a idear una iniciativa que fuera provechosa para ambas partes: los futuros lector@s y yo, algo que incentivara su lectura. A ciegas y algo desorientada, me lancé con una idea cuyo resultado me era desconocido, lo único que tenía claro era que nadie quería pagar por mis letras, eso era un hecho, pero quería desmentir las razones por las cuales no lo hacían y sacar de la ecuación el problema de que nadie lo hubiera leído y que no hubiera información sobre él. Nada más triste que buscarse en Google y no encontrar ninguna opinión al respecto.

Me concentré en muchas cosas al principio y luego me decanté lanzando una campaña de trueque, en donde ponía mi libro Retorcida a disposición de las personas interesadas en leerlo, a cambio de una reseña u valoración.

De esta hazaña obtuve:

Estos números fueron excelentes para mí, para alguien como yo que era una novata con todas las letras y para un libro desconocido como lo era Retorcida (o lo sigue siendo), pero esto último no era lo importante, los números no eran importantes, sino que había logrado mi objetivo, había conseguido valoraciones, opiniones… ¡Ya aparecía en Google! Había abierto un canal de comunicación entre las y los lectores y por ende, si les gustaba lo que había escrito, de seguro quisieran leerme en un futuro. Segmenté a estas personas, conocí sus gustos y saqué muchísima información interesante de este proyecto que me va a servir para esta nueva publicación.

¿Cómo repercutió lo anterior en mis ventas de Retorcida?

Pues, pésimo.

A continuación muestro el histórico de ventas de Retorcida en toda su vida en Amazon:

ebook_Retorcida

Sí, leyeron bien, el recuadro amarillo muestra mis ganancias totales con este libro.

La gráfica en azul son cantidad de unidades descargadas gratuitamente: personas que descargaron el libro porque era gratis.

Mi conclusión a partir de estos datos, fue que de nada servía regalar mi obra si no iba a obtener algo a cambio, por lo que ponerlo gratis fue una mala experiencia para este volumen.

No me fue útil realizar esta campaña porque además de no obtener 163 valoraciones, como sería lo ideal, tuve una sola valoración y fue muuuuuy negativa, me gané una estrella, de parte de una lectora que no entendía lo que estaba leyendo porque lo adquirió sin ganas de leerlo y porque simplemente estaba de oferta. Esto me reafirmó que ese no era el camino indicado. ¡Lección aprendida!

KENP_Retorcida

Y este último las ganancias totales por enrolarme a Kindle Unlimited y Kindle Owners’ Lending Library.

¿Fue esto un fracaso?

Depende de la vara con que se mida… Mi respuesta no deja de ser ambigua por más que deteste los semitonos: monetariamente fue un fiasco total y es evidente, por otro lado  aprendí a manejar el negocio, obtuve datos de mi audiencia y comencé a establecer contacto con ella para futuras ocasiones, como esta.

Nueva autopublicación

Hoy, al borde de autopublicar mi segunda novela, me siento con la confianza de trazar un plan similar al anterior sin hallarme tan perdida como la primera vez, y me gustaría compartir «en directo» todas las etapas del porvenir de este nuevo proyecto.

Espero que me acompañen 🙂


Esta entrega forma parte de una saga que fue confeccionada hace algo de tiempo y que al momento me encuentro re-editando para ofrecerles mucha más información.

¡No se la pierdan! Suscribiteeeeeeeeeeeeeee

Crónica de una Autopublicación – Inicio

Crónica de una Autopublicación – Etapa 1: Escribir

Crónica de una Autopublicación – Etapa 2: Búsqueda del título y registro

Crónica de una Autopublicación – Etapa 3: Corrección y Lectores Beta

Crónica de una Autopublicación – Etapa 4: Portada

Crónica de una Autopublicación – Etapa 5: Sinopsis

Crónica de una Autopublicación – Etapa 6: Pre-Lanzamiento

¡Independiente ya disponible en Amazon!