Archivos por Etiqueta: Divagues

Parámetro de sinceridad al 90%

No hace falta ser un fanático del género para ver la película de Christopher Nolan: Interstellar, más sí un poco “enfermita” para volver a reproducirla por séptima vez con la misma ilusión que la primera. ¿Alguien tiene algo para decir? ¿No? Perfecto, no me detengan.

El meollo de esta referencia es que la película tiene un intercambio de palabras que da origen al título de este post entre Cooper (uno de los protagonistas) y TARS un Robot, que es el siguiente:

Cooper: ¿Cuál es tu parámetro de sinceridad?

TARS: Noventa por ciento. Ser totalmente sincero no siempre es lo más diplomático, ni lo más seguro a la hora de comunicarse con seres emocionales.

Esta respuesta aparentemente inofensiva y certera, resuelve ninguna de mis dudas y refuerza todas mis incógnitas, ergo me fuerza a reflexionar, porque una frase así no se le puede pasar por alto a cualquiera; ergo a mí, cualquier Paula.

La sinceridad es una característica valiosa, aunque apreciada de un punto de vista equivocado, y estoy tentada a decir que no importa cuán sincera sea una persona, sino cuanto más o menos sepa mentir. ¿Qué es si no la comunicación? La traducción de un pensamiento mediante artilugios lingüísticos; la expresión a través de un filtro moderador, una estructura social, de un dato mental que se procesa en nuestros cerebros según un engreído punto de vista en común, que puede simplemente ser cultural.

Por eso, la próxima vez que una persona me comente que le gusta cómo escribo porque me expreso de forma sincera, le voy a decir que se equivoca de parámetro, que mi mayor característica es ser muy mala mentirosa y por eso escribo como lo hago, y si no me cree que le pregunte a TARS, el robot de la película.

 

 

 

Las 5 etapas del perfume

Etapa 1 – Ni puta idea

Cuando eres joven y no te interesa llevar perfume. Básicamente sigues usando el que te regaló tu tía para navidad.

Etapa 2 – El despertar

Cuando te das cuenta de que el perfume puede funcionar como herramienta de distracción y que es mejor oler rico que a transpiración, pero aún no tienes bien definidas las normas de limpieza general. Esto regularmente, se presenta en la etapa de la adolescencia cuando el aroma a mugre y perfume son potencialmente iguales.

Etapa 3 – Sex appeal

Hoy hay guerra, y lo sabes. Todos hemos estado ahí, ¿verdad? Prosigamos…

Etapa 4 – Normalización

Tienes totalmente asumido el uso del perfume, al punto de que si sales de tu casa sin él, sientes que hueles mal; si puedes, tienes uno para cada ocasión.

Etapa 5 – La bajada

A esta altura no te gusta gastar mucho dinero, pero dado el hábito obtenido en la Etapa 4, no puedes dejar de usarlo. Así que elijes comprar esa colonia que, aunque de pino, siempre huele bien.

Perfume que inspiró esto:

Emporio Armani – Stronger With You

¿Sugerencias?

 

 

 

« Entradas Anteriores