Archivos en la Categoría: La nación de las bestias – Mariana Palova

¡Ganador del Concurso LNDB!

Con un total de 26 votos tenemos a la ganadora del ejemplar de

La Nación de las Bestias de Mariana Palova:

  La escritora entre el centeno

con el siguiente texto:

Cuenta la leyenda que cuando el peligro se cierne sobre la nación de Zapatillas, una serpiente de dos cabezas, cada una en un extremo, acude a sus puertas para protegerla. Estas bestias que velan por la seguridad del reino lanzan un hechizo para resguardar a sus habitantes. Casi como en un baile, las cabezas se cruzan, se doblan y se entrelazan formando un nudo impenetrable. Ahora ningún mal podrá quebrantar la paz de Zapatillas.

Resultados Generales

¡Gracias a todos por participar, y en especial a Mariana por permitir realizar este concurso!

¡Hip Hip!

Anuncios

Concurso LNDB

¡Hola!

Recuerden que tienen hasta el 31 de Diciembre para participar del concurso por un e-book de La Nación de las Bestias de Mariana Palova.

Visiten las bases en el link.

Con motivo de mi última reseña, es que abro la convocatoria para todos aquellos que quieran participar por un ejemplar de La Nación de las Bestias – El Señor del Sabbath de Mariana Palova. Pr…

Origen: Concurso LNDB

Concurso LNDB – Participante 7

Puedo sentarme en el cordón de la vereda y atarme las bestias de mis cordones que la nación me dio por zapatos.
Primero y antes que nada tomar con el pulgar e índice de la mano ambidiestra el extremos de la bestia 1
Luego hacer un lazo en U con los extremos medio de la bestia 2 que se pondrá de color inmediatamente fucsia por ver que se aproxima la bestia 1.
La nación será testigo de este evento y por favor no olvidar enviar las respectivas invitaciones que da el protocolo.
Salud! Los esperamos.

Tienen TODO DICIEMBRE para participar del Concurso LNDB, informate AQUÍ.

Conocé más sobre del libro en su sitio oficial: https://lanaciondelasbestias.com/.

Concurso LNDB – Participante 6

Buenas tardes señoras y señores, hijos de puta todos. Aún recuerdo con extrema turbación aquel frío y soleado día de invierno en el que presencié una violenta pelea entre dos adorables gorriones mientras admiraba el profundo azul del mar en el muelle de un puerto sin nombre, sencillamente perdiendo el tiempo.

Fue entonces cuando en algún confín oscuro y recóndito de mi mente comprendí un concepto hiperbóreo que rondaba hacía ya tiempo en mi cabeza. La idea que reside en esa inquietante nación localizada en el submundo de nuestras mentes, bajo la bandera de la ignorancia y el egoísmo en la que cualquier ciudadano que osara luchar para alcanzar un instante de felicidad era arrojado desde la roca Tarpeya de la indiferencia por las bestias que la habitaban cayendo por el abismo de la alienación hasta estrellarse con la dura realidad.

Si no habéis comprendido nada, no le deis más vueltas, no tiene sentido. Seguid disfrutando atónitos y ensimismados del profundo azul del mar. Entretanto, disfrutad de vuestras mediocres vidas.

Conocé más sobre del libro en su sitio oficial: https://lanaciondelasbestias.com/

Tienen todo diciembre para participar del Concurso LNDB, informate AQUÍ.

Concurso LNDB – Participante 5

El Club De La Comedia

Me estaba matando. La quería y la deseaba como a nada en el mundo. Meses, quizás años de observar en la distancia su risa cantarina, su desparpajo en el trato, sus ojos oceánicos, su rubia cabellera flotando con plena libertad. Y yo, en segundo plano, en retaguardia, cobardamente oculto en el anonimato de mi puesto de trabajo.

Tenía que liberar esa carga, soltar ese lastre que me impedía avanzar en la vida. Jugarme el todo por el todo, sin miedo a las consecuencias. Y si eso me llevaba a no verla más, sea. Un amor oculto no permite ser correspondido, y ella no sabía nada de mis sentimientos. Al menos tendría una opción.

La oportunidad surgió en ese pub del barrio donde en ocasiones coincidíamos. Talent show. Demostrar las habilidades artísticas ante un grupo de habituales desconocidos. Gente del barrio a los que has visto por ahí, pero a los que no has saludado jamás. Podía ser peor.

Vi la tablilla en el extremo de la barra, con un bolígrafo BIC suspendido de un cordel ,  tras dar buena cuenta de una pinta de cerveza negra, procedí a apuntarme. Nombre: Toni . Categoría: Monólogo. Teléfono: 091, porque se va a armar. Alea jacta est.

Ese día no éramos muchos, pero estaba ella. Con un clon de Schwarzenegger jovencito y sus compañeros de esteroides. Unas bestias pardas. Por los mimos que le dedicaba, debía ser su novio. Cojonudo. Opción quirúrgica. O se me echaba a los brazos o su novio me iba a inflar. En cualquier caso, de ese día la cosa no iba a pasar.

Me tocaba tras una especie de hombre orquesta, y justamente por delante de la camarera que nos sirve el sushi, recién llegada a la nación, aparentemente armada con un xilófono tres veces más grande que ella. Estuve a punto de decirle que no hacía falta que lo sacara de la funda, porque conmigo iba a acabar todo, pero dejé que se diera cuenta ella solita un poco más tarde.

Cuando el presentador me dio entrada, decidí empezar fuerte:

“He venido a este escenario a decir que estoy loco por la chica del vestido de canalé de color gris marengo” y la señalé para que no hubiese dudas.

“No recuerdo un día que me haya acostado sin pensar en ella, y en cómo sería la vida junto a mí. Y creo que lo merezco. Soy un individuo formal, serio y trabajador, medianamente inteligente y romántico como pocos. Ni guapo ni feo. Me preocupo por la gente y me desvivo por los que me quieren” Y, de perdidos al río, proseguí con fuerza.

“No creo que tu destino sea permanecer al lado de ese montón de proteínas. Creo que mereces algo mejor, y yo lo soy. Deja a ese tipo y vente conmigo. Te quiero.”

En ese momento, ella y su novio se acercaron al escenario, debidamente escoltados por el resto de musculitos. El se adelantó, se me abalanzó y simuló golpearme repetidas veces en los costados, el rostro y el plexo solar, para posteriormente llamar a sus amigos al escenario. Me tiraron al suelo y siguieron con la comedia. Yo no entendía nada. A los pocos segundos, se retiraron de golpe y empezaron a aplaudirme como locos, acompañados por la risa cantarina de ella.

El novio se me acercó y me dijo “Qué bueno, tío. Habíamos oído hablar de eso de la performance, pero te ha quedado genial. Tienes nuestro voto”

Yo no pude más que agradecer su felicitación. Ella me besó en la mejilla y hundió mi vida para siempre.

¡Recuerden respetar el anonimato!

Conocé más sobre del libro en su sitio oficial: https://lanaciondelasbestias.com/

Tienen todo diciembre para participar del Concurso LNDB, informate AQUÍ.

« Entradas Anteriores