Archivos en la Categoría: Concursos

Sueño de una noche de Relatos

Un libro de Zoe Ruiz, una colega muy querida. ¡Éxitos!

Historias Furtivas

1398369914-1_1502045368100_1502045573183_1502283972967_1502290152244

La terapia para superar mi insomnio consistía en que, en lugar de estar tendida con los ojos cerrados obligándome a dormir, los abriera, tomara un lápiz, una libreta e intentara escribir lo primero que se me ocurriera; pero en cuanto se me ocurrió algo, me dormí…

-Ranas, grillos, lechuzas, búhos, arañas y musarañas, ¡despierten!

-Mira, ella no es una rana y está despierta.

-Ha de ser, entonces, una lechuza.

-No lo creo, su mirada es como la de los gatos y ellos son mitad nocturnos y mitad diurnos.

-Es cierto, pero tampoco es un elfo como nosotros.

-Nuestro Rey debe haber vertido algún tipo de elixir sobre sus ojos, por eso no puede dormir.

-¡Eso es! El embrujo del elixir la hizo caer rendida de amor ante los pies de la noche.

-¿Qué le han hecho a esta humana?

-Nada, Oberon, solo la contemplábamos.

-Escuchen, par de desobedientes, aún recuerdo…

Ver la entrada original 191 palabras más

Anuncios

Adiós a El Peris

Buen viaje, colega.

Días de alquiler

cropped-david-lazo

Esta es una noticia que me duele tener que compartir, por muchas razones. Hubiera preferido poder seguir disfrutando de sus escritos, de su frescura, de su optimismo, de su sentido de la lucha -quién sabe, quizá aún tenga algún poema programado para los próximos días-.

El Peris nos dejó ayer, de repente, y su familia desea expresar por este medio -al no tener los datos de su blog- su gratitud a todas las blogueras y blogueros que durante este año han compartido con él su tiempo, su sensibilidad, sus escritos y su apoyo. Fue muy importante para él. Muchas gracias.

Y, desde aquí, también aprovecho para agradecer a El Peris su constancia, su ejemplo, su apoyo. Echaré de menos tu presencia. En mis mañanas de navegación por estos blogs, habrá un hueco difícil de llenar.

Ver la entrada original

Propuesta Concurso Fin de Año

Para este fin de año planeo tirar el blog por la ventana, así que atentos porque Papá Noel va a estar más gordo que nunca.
Serán 3 las obras que formarán parte del premio, 2 de ellas ya están confirmadas por sus respectivos autores quedando la tercera aún a la espera, ¿por qué? Porque la tercera la van a elegir ustedes.

¿El título de la obra debe ser autopublicado?
(no podrán participar títulos que ya hayan participando en concursos anteriores).

¿Cómo se elegirá el tercer título a concursar?
Por votación popular en el mes de setiembre.

¿Hasta cuándo pueden enviar sus solicitudes?
Durante todo el mes de agosto.

¿Cómo solicitar el título de la obra?
Deberán completar el formulario que dejo abajo con sus datos y el título de la obra que quieran que participe de la votación.

 

 

Resultados del Concurso “Mis historias y otros devaneos”

Gracias a todos por participar y ayudar a difundir la obra de

Lídia Castro Navàs: Mis historias y otros devaneos

 

Y ahora sí, los resultados:

 

 

Y EL FLAMANTE GANADOR

Participante 4:

El Peris de https://http16498.wordpress.com/

 

Aquellos que quieran romper el anonimato ahora que David (Caruso) y yo los dejamos, y quieran que sus blogs/pseudónimos/sitios aparezcan en la descripción de las votaciones, háganmelo saber en los comentarios, email o por cualquier red social que se les antoje.

¡Hasta el próximo concurso!

Novedades – Concurso “Mis historias y otros devaneos”

La presentación de microrrelatos para concursar por un ejemplar dedicado de Mis historias y otros devaneos por Lídia Castro Navàs finalizó el día de ayer con un total de 21 participantes.

Las votaciones siguen abiertas hasta el lunes 31 de julio (inclusive) y conoceremos al flamante ganador el 1º de agosto.

El ganador será el microrrelato que tenga mayor cantidad de  votos.

¿Cómo votar?

  • Por “Me gusta”: se contabilizarán como un voto. Los votos propios no suman.
  • Por comentario* (para los que no pertenecen a WordPress): solo podrán votar por comentario las personas suscriptas por correo electrónico al sitio http://www.pauladegrei.com. *Es preciso aclarar “Mi voto es para…”, “Voto por…”, o similar.

Enlaces a los microrrelatos:

 

 

 

 

Concurso “Mis historias y otros devaneos” – Participante 21

La rutina me salvó la vista

De todas mis historias solo les contaré una, la más científica: antes, veía bien. Un día, comparé la visión de mis dos ojos. Mi ojo izquierdo reproducía las imágenes con cierto retardo (unos segundos). Al mes, mi enfermedad tuvo su pico de efectividad. Logré alcanzar el mayor de mis devaneos: miraba partidos de fútbol con mi ojo derecho y cuando quería repetir las jugadas, usaba mi ojo izquierdo. La diferencia fue aumentando; cuando lograba dormirme con mi ojo derecho, mi ojo izquierdo seguía despierto. Mi enfermedad empeoraba día a día, no obstante, logré compensarla. Con el tiempo, la diferencia se estabilizó en veinticuatro horas. Haciendo exactamente lo mismo, todos los días, lo que ve mi ojo derecho coincide con lo que ve mi ojo izquierdo. ¡La rutina me salvó la vista!

 

Conocé más sobre la autora en:

https://genereialtreshistories.wordpress.com/

Info sobre el concurso: Concurso “Mis historias y otros devaneos”

 

 

Concurso “Mis historias y otros devaneos” – Participante 20

NOCHE SIN LUNA

Siempre llegaba a casa de su madre antes de las seis, pero ese día se entretuvo más de lo debido y eran las nueve de la noche cuando llegó al último poste del alumbrado. Todo lucía normal. Los ladridos de los chuchos, el croar de las ranas, y el ruido de los grillos. Mario siempre leía historias  de terror, con miedo jaló aire y se encaminó por la vereda para llegar a casa. La noche estaba oscura, sin luna. Trató de apresurar el paso pero tropezaba, así que continuó despacio, su oído comenzó a percibir ruiditos entre el monte. Los ruidos se oían cada vez más cerca, y más. En ese momento se encomendaba a todos los santos, rezaba por llegar a casa lo más pronto posible. De pronto en la semioscuridad distinguió un pequeño bulto. Se le  heló la sangre.  Comenzó a gritar tan desesperadamente, con tal angustia que el vecindario entero salió en su ayuda, vecinos corrieron hasta el, también la mamá corriendo en camisón y con un pedazo de leño en mano.

Lo único que encontraron fue a un hombre de rodillas, gritando y llorando angustiosamente.

– Hasta donde te llevaron tus devaneos- replicó mamá.

 

Conocé más sobre la autora en:

https://genereialtreshistories.wordpress.com/

Info sobre el concurso: Concurso “Mis historias y otros devaneos”

« Entradas Anteriores