Archivos en la Categoría: Concursos

Ganadores del Concurso Fin de Año

Gracias a todos por participar y ayudar a difundir las obras:

“So long, Marianne” de Pedro B. Breis

“Los últimos contribuyentes” de  L. Ernesto Molina

“Ni conmigo ni sin mí” de Nina Minina

Resultados del Concurso:

 

Los ganadores sooon:

Primer puesto: Participante 11 por Angeles Luca de https://plumarosaversoblanco.wordpress.com/

Segundo puesto: Participante 13 por Luna Paniagua de https://lunapaniagua.wordpress.com/

 

Aquellos que deseen romper el anonimato ahora que David Caruso y yo los dejamos, y quieran que sus blogs/pseudónimos/sitios aparezcan en la descripción de las votaciones, háganmelo saber en los comentarios.

Por último, decirles que cada vez se portan mejor 😀

¡Hasta el próximo concurso!

Concurso Fin de Año [Novedades]

Finalizado el período de recepción de textos, se da rienda suelta a la votación de los mismos.

Mi consejo es que no se pierdan de leer ninguna de estas joyitas y por qué no, dejarles su voto. Tienen tiempo hasta el 03/12 (inclusive).

El 04/12 se anunciará a los ganadores (en caso de empate se procederá a una segunda votación).

¿Cómo votar?

  • Se podrá votar por “Me gusta” desde el blog (no se contabilizarán votos de “sitios fantasma” ni desde otras redes sociales).
  • Los votos por comentario quedan solo habilitados a personas que sigan el blog por correo electrónico y con anterioridad al lanzamiento de este concurso.

 

Recuerden seguir respetando el anonimato y disfruten de estos maravillosos relatos:

MI LIBRO, SU LIBRO, NUESTRO LIBRO

Colegas unidos por una buena causa:

POESÍA JAPONESA DE ELFICAROSA.

Hoy os quiero presentar con mucha ilusión mi colaboración en un libro con fines solidarios, este, está escrito por un grupo de amigos: poetas, dramaturgos, novelistas… y
yo misma. (Nos hemos conocido a través de las redes sociales) en mi caso: Twitter.
Para que no se diga que las redes sociales no hacen cosas buenas y solidarias.

El libro se titula: Luces y sombras: antología de escritores amigos.

En esta antología hay relatos cortos, vivencias, poemas de diversos autores. Por mi parte, he aportado una selección de poesía japonesa, ha quedado genial y estoy muy contenta de haber hecho esta colaboración.

Este libro se hizo para colaborar con la Fundación “Osonament de Vic” que ayuda a la integración y aceptación de los enfermos mentales en la sociedad.

Ver la entrada original

Nominados para diciembre

¡Les tenemos novedades!

Pura Letra

¡Lo prometido!

Para celebrar el comienzo de nuestro pseudoclub de lectura, es que hemos invitado e intimidado a nuestros miembros del grupo de Facebook: Pura Letra, a nominar nuestras posibles próximas lecturas para el mes de diciembre.

Estos nominados estarán participando del sorteo vía web que realizaremos mañana domingo 26/11, de donde saldrán dos obras para su futura votación.

¡Vayan aprontando sus dedos y únanse al grupo!

Abajo encontrarán las obras que han sido nominadas por nuestros miembros en esta oportunidad.


Casas deshabitadas - Sara RicoCasas deshabitadas de Sara Rico

Casas deshabitadas es una antología de cuentos. Cada cuento refleja algunos de los aspectos crueles del diario vivir, de los cuales nadie se atreve a hablar y todos nos vemos obligados a experimentar, tanto en la infancia como en la vida adulta.

 


La prisión de las almas - Sara RicoLa prisión de las almas de Sara Rico

Pavlo es un profesor de historia de 26 años que decide entrar…

Ver la entrada original 1.691 palabras más

Concurso Fin de Año [26/11 último día para la recepción de textos]

¡Bienvenidos al 6º Concurso Internacional que se celebra en este blog!

En esta oportunidad son tres las obras que forman parte del premio; dos de ellas tuve la oportunidad de reseñarlas: Los últimos contribuyentes y Ni conmigo ni sin mí, y la última fue la ganadora de la votación para participar del concurso: So long, Marianne.

 

PREMIOS

(todos ellos a cortesía de los autores)

Primer premio:

  • Un ejemplar físico de la obra “Los últimos contribuyentes” de L. Ernesto Molina + un ejemplar físico de la obra “Ni conmigo ni sin mí” junto con un marcador autografiado de Nina Minina.

Segundo premio:

  • Un ejemplar físico autografiado de “So long, Marianne” de Pedro B. Breis.

 

BASES PARA PARTICIPAR

1. Compartir esta publicación en cualquier red social: WordPress, Facebook, Twitter, etc.
2. Enviar un e-mail a pauladegrei@gmail.com con el asunto “Concurso Fin de Año“, y en el cuerpo del mensaje un texto inédito (de cualquier género) que contenga entre 400 y  700 palabras.
3. En el correo deberán incluir el link a la red social en donde compartieron la iniciativa del concurso.
4. No podrán publicar su texto en ninguna red social hasta dado por terminado el concurso (por favor respeten el anonimato).

Recepción de los textos:

  • Entre el 26/10 hasta el 26/11 inclusive.

Resultados:

  • Los textos se publicarán a medida que se reciban.
  • Los ganadores serán los 2 textos que tengan mayor cantidad de votos y se dará a conocer el Lunes 4/12 (en caso de empate se procederá a una segunda votación).

Votación:

  • Se podrá votar por “Me gusta” desde el blog (no se contabilizarán votos de “sitios fantasma” ni desde otras redes sociales).
  • Los votos por comentario quedan solo habilitados a personas que sigan el blog por correo electrónico y con anterioridad a el lanzamiento de este concurso.

Respetemos a nuestros colegas; recuerden que soy la CSI de Internet 😀

¡Feliz Concurso!

FB_POST.jpg

 

Concurso Fin de Año – Participante 17

Sed eterna

Mientras la mayor parte de los habitantes de la ciudad se preparan para iniciar un nuevo día, Martina regresa a toda prisa a la bodega abandonada que es su hogar desde hace casi un año. Camina a toda prisa, sin importarle estropear su impecable peinado o chocar contra algún transeúnte distraído. A cada paso, ella trata de ahogar a esos fantasmas que se han arraigado en su mente. Lo intenta una y mil veces, pero es imposible alejarse de ellos. Esos recuerdos jamás la dejan sentirse en paz, pero ella disimula esa intranquilidad como una profesional, tratando de siempre mantener una enorme sonrisa sobre su pálido rostro.

Al verla desde lejos, cualquiera pensaría que ella no es más que una mujer temerosa de llegar tarde al trabajo, pero si alguien tuviera el valor de acercársele un poco, esa persona podría ver el gran secreto oculto detrás de sus grandes ojos azules.

La vida no le dejó otra opción a la diminuta rubia para sobrevivir. Después de haber sido rechazada vilmente por su propia gente, las sombras de la noche la acogieron cariñosamente como una hija más, sin atreverse siquiera a cuestionarla. Nadie más, sino las criaturas que son repudiadas por la mayoría de la sociedad, la ayudaron a sanar sus heridas para así poderse poner de pie de nueva cuenta. ¿Qué importa haber dejado atrás una vida entre luces, si al final, de una forma u otra ella obtuvo una nueva oportunidad?

En un viejo baúl ha quedado encerrada para siempre la tímida profesora de escuela que estuvo a punto de fallecer, siendo víctima del ataque de un demente, que al parecer, no conocía la diferencia entre el bien y el mal. La silenciosa maestra se había ido para siempre, junto con el frío viento que se encargó de ahogar la última oración que ella intentó elevar desesperadamente hacia el cielo.

Ahora, sin lugar para lamentarse por lo sucedido, lo único que le queda por hacer a Martina es viajar por todo el mundo, buscando formas de satisfacer esa inmensa sed de sangre que le fue otorgada junto con su nueva vida. Aunque intente justificarse a sí misma de mil formas distintas, en el fondo ella sabe que su condición la pone al mismo nivel del hombre que casi logró arrancarle la vida. Después de todo, y dejando de lado cualquier sentimentalismo, en la vida todo se reduce a cazar o ser cazado…

 

Info sobre el Concurso aquí

Concurso Fin de Año – Participante 16

les jeux sont faits:

Se consideraba un intelectual de izquierdas aunque era más bien un viejo aburguesado y conservador que odiaba todo lo que tuviese que ver con la juventud. Pese a todo, tenía un blog en el que volcaba sus iras y frustraciones mientras escuchaba Finlandia de “Sibelius” en el “Little Bohemia”, una decadente cafetería en la que sólo se aventuraban a entrar los más mediocres y hediondos fracasados. Su nuevo ardid consistía en utilizar la escasa audiencia de su blog para promocionar lo que para él mismo sería la obra cumbre de la literatura contemporánea, su última novela.

Se trataba de un inefable relato inconexo, aburrido y falto de enigmas, romances o muertes sobre la primera persona no brasileña en viajar atrás en el tiempo titulado “Agujeritos de acero” y que según sus planes le otorgaría la inmortalidad. El helado invierno de la senectud siempre guardaba bajo su dura superficie ciertas semillas de primavera, esperanzas que aún resistían al contacto con la realidad. Aquello era lo más desolador ya que a medida que avanzaba en su periplo vital iba dejando atrás la seguridad de todo lo que conocía para enfrentarse a la verdadera existencia compleja, contradictoria y poliédrica sujeta a la decadencia, la entropía y la muerte.

Aquella promoción era su último intento para escapar del final y en el fondo de su ser estaba convencido de que no le serviría de nada. El idealismo de su juventud se había ido marchitando lentamente hasta dar paso a un resentimiento vengativo. Aquel día había vuelto a recibir una nota, caligrafía elegante y papel gramado aunque no lograba identificar su autoría, desde hacía un mes encontraba cada semana en su buzón uno de aquellos mensajes cuyo contenido era siempre el mismo: “Nadie te recordará”. Aquello estaba comenzando a afectar a su débil salud mental ya que por mucho que indagaba no lograba descubrir el por qué y el quién referido a aquellas notas que siempre repetían el mismo mensaje excepto aquella última que rezaba: “Que nunca nadie te diga como acabar la historia, solo tú lo sabes…”.

El viejo borracho y amargado en el que se había convertido parecía ser reprendido por el joven idealista que fuera antaño reclamando salud para rebelarse y decencia para mantener la rebelión pero la realidad que tanto temía se había vuelto insoportable y no sabía como acabar su historia. Aquellas inexplicables notas tenían razón, no podía escapar de la jaula del lenguaje. Nadie lo recordaría.

 

Info sobre el Concurso aquí

« Entradas Anteriores