Archivos en la Categoría: Ser evasiva

Cómo ser evasiva…

y no morir en el intento – Parte II

Situación

Estas cansada de que tus “cuartos traseros” sean el objeto de atención caaaaada vez que tus compañeros están almorzando…y desgraciadamente el baño queda de pasada? Y por supuesto no te quieres aguantar… y no lo vas a hacer, de ninguna manera!

Solución

Abres la puerta de la oficina como cualquier ser humano, pero sonriente con aire victorioso, como si tuvieras un ventilador de frente y tu pelo flameara cual pelo de pony al trote. Automáticamente y como de costumbre, 12-13 de los 16 hombres giran la cabeza y te sonríen, dicen alguna pavadita amistosa bla bla bla, a la cual recompensas con un “buen provecho” (como te enseñó tu madre). Luego das 2 o 3 pasos en dirección al toilette, y cuando tu septuagésimo octavo sentido te dé aviso de que tu culo está siendo sobre-observado por más de la media, giras sobre tus pies suavemente, les haces una reverencia de película, das 2 o 3 pasos marcha atrás con tu torso aún levemente inclinado, acompañado por supuesto de una sonrisa sumamente amplia y honesta (sobretodo honesta), y mientras te enderezas, te volteas  y continuas por la recta final hacia el baño, pero ésta vez sabiéndote ganadora entre risas y montones de aplausos.

Resultado: Éxito total, te seguirán mirando el culo, pero serán más sutiles en el acto.

Continuará…

GARANTIZADO

100% de efectividad en todos los casos.

Cómo ser evasiva… – Parte I

Anuncios

Cómo ser evasiva…

…y no morir en el intento – Parte I

Estás cansad@ de que llamen al interno de tu oficina ofreciendo servicios fúnebres, y te agarran en un mal día, maaal día, y encima es viernes.

– Buenos días.

– Buenos días, le llamo de la Empresa Tumbas de servicios fúnebres. ¿Con quién tengo el gusto de hablar?

– ¿Cómo han conseguido éste número? – Díganlo con la voz espesa y muy firmes, verán que la reacción de la otra persona es de desconcierto total, síntoma de que han caído en nuestra trampa, entonces ahora es nuestro momento de atacar, lo próximo que digámos definirá si vuelven a molestarnos el siguiente viernes o no, asegúrense de hacer silencio hasta que su adversario esté por hablar, y cuando sientan el menor esbozo de palabra…

– éste número está fuera de la guía por razones de seguridad nacional, hágame el favor y comuníqueme con su supervisor inmediata…

Resultado: tal y como lo esperábamos, la persona entró en pánico, colgó el teléfono y nosotros nos libramos de esa maldita llamada de todos viernes (de por vida).

Continuará…

GARANTIZADO

100% de efectividad en todos los casos.