Archivos en la Categoría: Ayuda superflua

Los peores regalos del Mundo [2017]

No se me ocurre nada mejor que conformarles una lista de regalos prohibidos para Hanukkah, Navidad de Este a Oeste, cumpleaños, y festejos general.

  1. Perfume. A no ser que seas alguien cercano a la persona y sepas qué perfume le gusta y usa, no te arriesgues a regalarle una fragancia. En el 99% de los casos, es un rotundo fracaso y una vez abierto no se puede devolver.
  2. Medias/Calcetines. Las únicas personas permitidas en el mundo en regalar esta prenda son las abuelas. Repito SOLO PARA ABUELAS.
  3. Ropa. No es tan grave, pero recaemos en lo mismo que el punto número 1, hay que estar muy seguros de los talles… si te equivocas corres el riesgo de dañar el régimen alimenticio de la persona, y cargar con el peso de la culpa el ¡resto de tu vida!. Ganarse un enemigo en esta época no es recomendable.
  4. Desodorante, talco para pies, shampoo o equivalentes. No hay nada más triste que demostrar que te acordaste a destiempo y pasaste por el primer 24 horas abierto. Queda totalmente descalificado.
  5. Amenities, una extensión del punto número 4. Si regalas esto, no importa si viene en una canasta con una moña o un bonito papel celofán, sencillamente odias a la persona que estás saludando. ¡Hater, hater!
  6. Por Lidia: Objetos de decoración de gusto dudoso. Si no lo usarías en tu casa mejor no lo regales.
  7. Por Carlos: Juego de Plumines para Caligrafía. Inútiles todos ellos.
  8. Por Carlos: Bonsái. ¡Por ser un atentado contra la naturaleza!
  9. Por Lord Alce: Perfume v2.0. Puede que inviertas el género de perfume sin querer queriendo.
  10. Por Vabea: Artefactos y/o utensilios de cocina. ¡Que ni se te ocurra!
  11. Por MaruSpleen: Fundas para CD. ¡Obsoletas!
  12. Por Úrsula: Algo hecho por uno mism@. A no ser que tengas destreza manual y seas el gurú de Art Attack.
  13. Por ÁngelesMascotas. ¡Preguntar antes de meter la pata!

¿Sugerencias?

Curso Gratis: Aprenda a poner cara de culo en una leída.

¿Quiere poder escuchar su programa de radio tranquilo sin que nadie le moleste?

¿Le gustaría dejar de resolver problemas ajenos y dedicarse a realizar sus cosas?

¿Desearía que las personas le preguntaran cómo están en vez de contarles cómo andan ellos?

¿Quiere por una vez en la vida que la gente empatice con usted y no al revés?

El problema es que usted luce muy feliz y aparenta ser muy solidario, o al menos así lo ven los demás tras su ego, y consecuentemente las personas recurren a usted como fuente inagotable de soluciones o desahogo parcial de múltiples angustias, y a no ser que se someta a cirugía plástica o que ya tenga cara de culo por defecto (en cuyo caso no tendría ni por qué estar leyendo esto; verifique ante el espejo antes de proseguir), tendría que aprender a manejar los cuantificables músculos faciales para que por una vez en la vida le sirvan de algo más aparte de sonreír, porque sonreírle a todo el mundo no es sano o al menos no de manera constante (causa calambres faciales).

He aquí algunas algunas soluciones:

Técnica 1: “El pensador”

No se lo tome al pie de la letra, con estar sentado sobre una silla basta. Si la gente que quiere algo de usted visualiza que está ensimismado, perderá el interés de molestarlo por si termina él siendo el molestado.

Técnica 2: Mueca hedionda

Si alguien le empieza hablar, retroceda, o simplemente haga un intento poco disimulado de desviar el rostro hacia otra dirección como señal de que lo que sea que trajo esa persona consigo, huele demasiado mal como para disimularlo. De seguro no borrará su presencia al instante pero reducirá el tiempo de exposición.

Técnica 3: Las puertas del infierno

Las flatulencias siempre son un buen espantapersonas. Esta práctica es efectiva cualesquiera sean las condiciones presenciales del sujeto.

Advertencia: Estas técnicas no surten efecto cuando usted está en presencia de un amigo, porque l@s amig@s preguntan cómo estamos si tenemos cara de preocupados, nos avisan que olemos mal si notan algo fuera de lo normal, y son capaces de avergonzarnos en público si se nos ha escapado un pedo.

Si desea proseguir con el curso, deberá abonar una suma de €2,99 en Amazon con la compra de “Retorcida”.

(Me sale simpática la autopropaganda, ¿no?)

P.D.: Además estaría necesitando alguna reseña en cualquier plataforma, con que sea honesta me conformo.

Me pueden encontrar por cualquier lado, soy lo más parecido a la mugre: Facebook, Twitter, Goodreads y hasta en el foro Ábrete Libro.

Cada loc@ con su fórmula 

Cosas que debería decirme todos los días, o casi:

1. Olvidate de lo que puedan pensar de vos. Sé fiel a tus convicciones, carajo!
2. No te dejes estar. Cualquier cosa es mejor que nada.
3. ¿Querés hacer algo? Hacelo… ¿quién te para?
4. Cuando sientas inseguridades, pensá que tenés fecha de caducidad. Animate.
5. Con que te guste a vos es suficiente, y necesario. Querete.
6. Nadie dijo que iba a ser fácil. ¿Y qué?
7. No jodas a los demás, no dejes que te jodan.
8. “No puedo” no es una opción.
9. No hables todo el tiempo de vos, es desagradable.
10. No intentes gustarle a todo el mundo, todo el mundo no gusta tuyo. ¡Maniátic@!

 

 

Análisis de emojis: Winking face

Hace mucho tiempo, en una entrada lejana: Diferencias entre el “je je” y el “ja ja”, nuestra colega Lídia me sugirió una idea la cual hoy comienzo a exprimir: Un análisis soberbio y exhaustivo de una de las representaciones gráficas más famosas de las redes sociales: “La Cara guiñada“.

emoji.png

“Winking Face”

Para empezar, son tres las circunstancias que se me ocurren oportunas para el empleo de dicha práctica gesticular en relación a algún evento social interactivo y en primera persona.

El primero es en el ambiente lúdico, justo cuando te toca del mazo una carta en particular y se la tienes que comunicar a tu compañero de truco y así definir la estrategia de juego. El segundo y no menos importante, el que cumple función de complicidad, ese “guiño sordo” entre dos personas que mantienen cierto grado de afinidad, la suficiente como para comunicarse entre los significados ocultos del párpado. Y la tercera, la última, la obvia, pero no por eso menos pintoresca que las demás: el “guiño canchero”. Esa mueca galante que tanto hombres y mujeres suelen utilizar como arte de insinuación, y el cual todos hemos empleado alguna vez en nuestras vidas (mentira, yo no).

Sin embargo, en el mundo binario, tan simple pero complicado, las connotaciones sociales que genera el empleo de dicha representación gráfica por mensaje y/o comentario, son… diferentes. Es decir, su significado puede tergiversarse de distintas formas, hasta que finalmente todo converge hacia la misma pregunta: ¿me estará cargando?

Para hacerlo un poco más dinámico, veamos unos cuantos ejemplos de “mensajes tipo” que todos hemos recibido alguna vez, y/o por qué no enviado (mentira, yo no).

  • ¿Vamos a cenar?: Mensaje formal que invita a su receptor a cenar.
  • ¿Vamos a cenar? 😉: Mensaje no tan formal que invita a su receptor a cenar y posiblemente a algo más.
  • ¡Qué lindo estás hoy!: Mensaje simpático que enfatiza un interés sexual de cero a poco.
  • ¡Qué lindo estás hoy! 😉: Mensaje simpático que advierte un interés sexual de posible a mucho.
  • Te extraño: Mensaje romántico que refleja la necesidad de la presencia corpórea del receptor.
  • Te extraño 😉: Mensaje romántico que refleja el deseo sexual del transmisor hacia su receptor.
  • ¿Dónde estás?: Mensaje que alude a la necesidad de saber dónde está el  receptor.
  • ¿Dónde estás? 😉: Mensaje que con picardía, permite develar un interés sexual dudoso de su transmisor.

O sea, confunde.

Ya de por sí es un gran mérito procesar mentalmente los gestos ajenos, y cuánto más que aprendan a  interpreten los propios, que si a eso le sumamos el uso indiscriminado de emojis, puede que en alguna ocasión… decodifiquemos mal algún que otro mensaje y terminemos enfadados con alguien, o peor aún, tocando el timbre del vecino a las 12 de la noche con una botella de vino bajo el brazo y semidesnuda… ¿A quién no le ha pasado? (a mí no 😉).

Colaless: pros y contras

Si alguien piensa que este blog está cada vez peor, coincido.

Hoy les traigo una nueva lista acerca de una prenda que muchos conocerán y otros ignorarán; por eso, primero trataré de describirles lo que es el colaless a grandes rasgos.

El colaless o tanga, es una prenda de vestir que recubre la zona pélvica y su opuesta mediante dos triángulos isósceles de diferente tamaño; ambos se unen de atrás hacia adelante mediante un delgado trozo de tela que comúnmente tiende a desaparecer entre nalgas y vuelve surgir de entre los más oscuros confines del organismo para terminar de envolver el resto de los genitales.

Desventajas

  • Precio. Ilusamente uno puede pensar que a menor cantidad de tela menor costo. Gran error.
  • Incomodidad. Ver “Experiencia personal”.

Ventajas

  • Ecosistema. Dado que el uso de agua y jabón es directamente proporcional al tamaño de la prenda en cuestión, con la compra de tangas usted está haciéndole un bien al mundo.
  • Simetría. No importa el tipo de trasero que tenga, si se pone uno de estos de seguro le saca forma. Es mágica.
  • Unisex. Los hombres tampoco se salvan de la moda.

Experiencia personal:

No quise precipitarme a sacar conclusiones considerando que vengo de una vida a todo “calzón”, por eso es que hice una prueba experimental durante 5 días en donde sin descanso, utilicé diferentes prendas de estilo tanga.

Finalizado dicho experimento, concluyo que he superado niveles de tolerancia a la incomodidad preocupantes para mí y para los que me rodean, y aprovecho a decirle a la mujer que me los recomendó que le deseo un próspero culo nuevo.

Facebook: pros y contras

Esto no tiene la intención de ser exhaustivo en lo más mínimo. Es más, lo digo desde un principio: Me declaro parcialmente en contra de ésta famélica red social ―y digo parcialmente porque mi madre me enseñó a no decir nunca―, deseosa de saber cómo pensamos, cuándo lo pensamos y con quién lo pensamos.

Pros

  1. Conectividad. Lógico, es un buen canal de datos para dejar que fluya la información entre dos receptores deseosos de chotear, perdón chatear.
  2. Propaganda. Espacio publicitario gratis, para lo que sea, desde un auto, hasta donaciones.
  3. Cómodo. Todo se puede conseguir desde FB, TODO.
  4. Fácil. Dudo que exista interfaz más intuitiva que ésta herramienta. Los niños del mañana de seguro ya nacen sabiéndola usar. ¡¡¡EVOLUCIÓN!!
  5. Cri Cri
  6. Cri
  7. Cr…
  8. Lo de arriba son grillos.

Contras

  1. Obsesión. Quién me escribió, quién reaccionó, quién me sigue, quién me lee, a quién le gusto, ¿por qué no les gusto? No sé a ustedes, pero mi procesador ya está al límite, si le agrego toda esa cantidad de trabajo, desborda.
  2. Concentración. ¿A quién no le ha pasado de ir en el tren, ómnibus, de estar en el trabajo, ir de compras y ver a la gente a su alrededor meta dedo y dedo en una pantallita azul y blanca? Es a propósito, azul y blanco son dos de los colores más atractivos para tu cerebrooooo. Nada es casual en Facebook.
  3. Idiotismo. Y con ésta me gano el odio de todos. A ver, no me voy a hacer la santa, yo tuve Facebook hace ya como 3 años. Un día “scrolleando” (gerundio que viene del verbo “scrollear” que ignoro si acabo de inventar), me observé a mí misma desde las alturas y vi a una chica con el celular en la mano y la cabeza inclinada a lo garza mirando una pantalla, mientras alrededor estaba el mundo, simplemente EL MUNDO para mirar. Me sentí muy idiota y tuve que dejar de hacerlo.
  4. Voyeurismo. En FB se puede encontrar cualquier fauna. Chau.
  5. Egocentrismo. ¿Realmente se creen que existen tantas personas interesadas en su vida por simple bondad? NO y NO. Al igual que dudo que a tanta gente le interese saber como pienso en estas líneas… seamos realistas gente.
  6. Vudú. Práctica que se ha vuelto cada vez más fácil gracias a las fotos de perfil. Yo que ustedes, iría cerrando la cuenta, vayan allí donde dice “Desactivar cuenta” y en motivo pongan “posible rito satánico en progreso”.

P.D.: Me pueden encontrar en FB como: Paula De Grei.

De como evitar el contacto directo con el celuar de tu novi@

Regla N˚1. No esperarás a que él se levante antes que tú para revisar su celular.

Regla N˚2. No contestarás sus llamadas telefónicas sin que él te lo pida.

Regla N˚3. No pondrás una cámara oculta en el baño porque demora mucho.

Regla N˚4. No le pedirás prestado el celular con la excusa de enviar un mensaje para revisarle los suyos.

Por si algún inseguro no se queda convencido con tan solo leer las anteriores 4 reglas, les invito a leer sus siguientes 4 fundamentos.

  1. Si deja el celular a mano de seguro no tiene nada que ocultar. ¡Quédate durmiendo!
  2. Simplemente no te corresponde. Si tienes el celular a tu alcance se lo pasas a él y listo. ¡No te atrevas a mirarle la pantalla!
  3. Hay personas que son estreñidas y/o les gusta leer en el baño. ¡Acéptalo y búscate un hobby!
  4. El teléfono es una herramienta personal, husmear en dónde no te corresponde es como oler el zapato de otro, es feo, innecesario y de trastornado. ¡Si quieres saber algo pregúntale!

En el caso de que usted no haya necesitado ninguno de los anteriores mandamientos y/o los haya superado, lo felicito, usted ha conseguido el siguiente logro:

Novi@ Confiad@

Fin

 

 

« Entradas Anteriores