Archivos en la Categoría: Anti-Resaca

Guía Anti-Resaca II

¡Y chau Diciembre!

Para quienes sobrevivieron y no quieren repetir el mismo despropósito de la semana anterior…

Les traigo una segunda entrega de la Guía Anti-Resaca:

Antes

  • Antiácido matutino. Conozcan su estómago, si saben que se van a pasar de la raya, háganle un favor y facilítenle uno.

Durante

  • Pachorra. No se queden sentados ni se acerquen el plato a la silla, lo mejor que pueden hacer es estar en movimiento, así facilitan el proceso de digestión mientras hacen espacio para seguir deglutiendo las exquisiteces de la mesa.
  • Mezclas. Nunca es tarde para recordarles que eviten las mezclas; o cerveza, o whiskey, o vino… a lo sumo whiskey y cerveza se tolera… pero si le agregan vino, no me hago responsable.

Después

  • Sueño. El descanso luego de las fiestas está sobrevalorado. Lo mejor es que se levanten temprano, salgan a caminar y tomen un poco de aire fresco junto con una buena taza de café.
  • Desayuno. Si siguen REpletos, no le exijan al cuerpo, hidrátenlo, y cuando él se los pida, métanle una buena dosis de fruta.

¿Sugerencias?

Guía Anti-Resaca

De éste lado del Ecuador hace calor.

Pero nosotros como buenos contras, solemos adoptar todas las tradiciones del Hemisferio Norte y darle rienda suelta a la ingesta de todo tipo de producto extra calórico, dícese de: Pan Dulce, Budín, Turrón, Pasteles, Roscas, Castañas, etcétera y etcétera.

Como ven, todos productos inapropiados para 34 grados centígrados de temperatura, ¿verdad?

Por ende, con el correr de los años he desarrollado una gran tolerancia al consumo de dichos productos, siguiendo una cantidad de simples pasos para contrarrestar la resaca inmediata de atiborrarse a cuál cantidad de aperitivos, salados, dulces y espirituosos se presenten, y así poder disfrutar del segundo día en el año que más como (básicamente).

Entonces…

Preparación

  • Comidas. Tratar de que el estómago esté medianamente vacío, pero no al punto de pasar hambre; manténganlo moderado para cuando le llegue el momento.
  • Líquidos. Mantenerse hidratado, con una dosis de agua superior a lo habitual, cosa de ir preparando los riñones para tal evento.

Durante

  • Alcohol. Que su consumo sea directamente proporcional a la cantidad de agua ingerida.
  • Comida. Comer de manera educada y pausada, dejando de lado todo instinto animal que se presente.

Después

  • Digestivo. Para después de la sobredosis de bebidas espirituosas, acompañados de etcéteras.
  • Agua. Deje un vaso de agua cerca de su mesa de luz, esto evita que nos tengamos que levantar cuando nos despertemos sedientos.

Por Lidia:

  • Poner limón al agua de beber, ayuda a disolver grasas y mejora la digestión.

Se aceptan sugerencias adicionales.

¡Salud!