Tips para Escritor@s [Resumen]

Por allá, un 25 de setiembre de 2017, luego de publicar mi primera novela Retorcida, comencé una saga sobre mi experiencia como autora autopublicada compartiendo con ustedes todo lo que aprendí en el trayecto y mi manera de enfrentar ciertas situaciones.

Hoy les presento en formato de resumen toda la información recabada hasta el momento y los invito a que si tienen alguna sugerencia/duda o solicitud para futuros tips/video-tutoriales/etc, me lo hagan saber en los comentarios.

Además, pueden serles de utilidad estos dos Video-Tutoriales:


Si esta información te fue de utilidad, acordate de regalarme tu comentario o… pulgar 😛

 

 

Guía del Escritor (IV): Maquetación Digital

La maquetación electrónica siempre ha sido y será el cuco de la autopublicación cuando sos una persona primeriza en este proceso de edición. Pero sabés qué, no es tan difícil y de seguro vos seas alguien como yo que luego de googlear por todos lados y añadir 120 páginas en los favoritos de tu navegador que hablan sobre márgenes/párrafos/sangrías, leer cerca de 145 tips para que tu libro luzca bonito, repasar 167 consejos para que tu obra parezca profesional… llegues a los límites de tu paciencia y te den ganas de mandar a volar a tu primer pichón sin siquiera haber intentado maquetarlo en versión digital. ¡NI SE TE OCURRA!

La solución es bien sencilla y está en la estantería de tu casa juntando polvo… porque si en algo coincidimos, es en que todos tenemos algún libro suelto por ahí. ¿Cómo? Te parás frente a esa biblioteca que ocupa espacio en tu hogar y comenzás haciendo un reconocimiento manual de los diferentes tamaños de libros que tenés a tu alcance, para luego elegir el indicado con los dotes que te entrega tu sentido común. Por último, lo medís con la escuadra y listo.

Mi sentido común dictaminó que el tamaño adecuado para mí era 19×12.5 cm, a partir del cual logré maquetar mi libro en formato digital, planificando ya una futura edición en papel pero que sin embargo, se ve y se lee correctamente tanto en Word y PDF, como en ePUB o MOBI desde cualquier dispositivo.

Hete aquí el tutorial explicativo de mi propia edición: Cómo Maquetar Un Libro.

Espero les sirva.

**

Más datos recabados sobre mi andadura: Guía del Escritor (I) / Guía del Escritor (II) / Guía del Escritor (III) / INICIATIVAS INDIES Y BLOGUERAS

Iniciativas Indies y Blogueras

 ¿Tenés un blog pero no sabés qué hacer para darte a conocer?

¿Querés conocer gente?

¿Sos indie y te sentís más sol@ que el «uno»?

¿Andás con ganas de colaborar con autor@s independientes?

¡No estamos sol@s! Existen muchas iniciativas pululando por la red dándose una mano entre sí. Aquí les traigo una lista acotada de  iniciativas estupendas que he tenido el placer de conocer y que me han ayudado en poco más de dos años de blog. Si decidís sumarte, acordate de compartir y poner sus banners en tu sitio. ¿No sabés cómo hacerlo? Mirá este video.

 

lista-blogs-wp1

Leo-autores-indie

#YoLeoAutopublicados

AIndies

seamos seguidores

EstherCatálogos

lista-de-autopublicados_negro

¿Te gustó el post? ¿Te parece útil? ¿Formarías parte de alguna de ellas?

 

 

 

 

Guía del escritor (III): Reseñas

Guía del Escritor (I) / Guía del Escritor (II) / Guía del Escritor (III)

Luego de publicado mi libro me encontré en el aprieto de que no contaba con muchas lecturas, por ende tampoco con reseñas. Entonces me puse a pensar en cómo incentivar al futuro lector a querer leerme sin terminar pidiéndole a mi familia y amigos que me dieran una mano en la difusión, primero porque eso me obligaría a revelar mi identidad y segundo porque mi madre no es tan irónica como yo (je).

Tenía dos opciones:

A) Volverme una malvada egoísta y no pedirle ayuda a nadie por arrogante e insegura, y dejar morir mis letras al fondo de Amazon (apreciación sin sentido pero que a fines prácticos me sirve).

B) Contactarme con cada una de las personas que mostraron simpatía con mi cachorro y preguntarles si seguían interesadas en su lectura para posteriormente ofrecerles el libro a cambio de una opinión honesta.

Luego de esta corta reflexión me dije: qué mierda, voy a regalar mi libro a todo aquel que esté interesado en leerlo porque para eso lo publiqué, para que lo lean, lo comenten y en el mejor de los casos lo recomienden, por raro, feo, lindo, bueno o malo (eso lo escribí al final del libro y lo mantengo).

Y eso hice, escribí correo tras correo, publiqué entrada tras otra, me armé una planilla de Excel para anotarme todas y cada una de las personas a quienes había molestado y a quienes me habían ayudado sin siquiera pedírselo, simplemente porque soy así de neurótica y me gusta agradecer. He de reconocer que al principio estaba un poco temerosa, pero luego de que llegaban respuestas positivas por parte de las personas con quienes me había contactado, me sentí más segura con el método y empecé a pedir con un poco más de soltura.

A su vez, encontré varias iniciativas que apoyan a las y los autores independientes:

Recuerden que como escritoras/escritores, tenemos que estar preparados para recibir todo tipo de crítica y más aún cuando somos nosotros quienes la pedimos. En lo personal y porque mi personaje lo amerita, recibo todo tipo de críticas, algunas maravillosas como esta de nuestro compañero Carlos con una felicidad tremenda:

Valoración

Y por otro lado, las malas con un respeto importante, como lo he hecho en Goodreads.

Finalmente y cerrando este bibliorato de experiencia acumulada, aprendí que:

  • Es importantísimo agradecer a las personas que se toman el tiempo de leernos.
  • Aceptar las críticas negativas y tomarlas como lo que son, no un ataque hacia la autor/a, sino una apreciación diferente, de una persona diferente, con un cerebro diferente (¿se entiende?). ¡No a los resentimientos!
  • Buscar y pedir ayuda con humildad y sin presionar (conste que no es mi personaje hablando ahora).

Y recordar que, si estamos satisfechos con lo que escribimos no habrá opinión que lo cambie.

 

Reseña para tu libro

A modo de serle útil a la comunidad y más que nada porque me gusta, hoy traigo una iniciativa nueva dirigida a escritoras/es independientes.

Como algunas/os ya bien saben, me dedico con periodicidad a la promo-lectura de obras autopublicadas a través de concursos y reseñas de las/os colegas con que me relaciono mayormente por este medio.

Es por eso que origino este post como medio de comunicación, para que las personas que no estén al tanto sepan que estoy aquí, y para que aquellas/os que quieran que lea sus obras me lo hagan saber.

¿Leo todos los géneros?

Me siento más cómoda con: ficción, humor, ciencia ficción, fantasía y romántica (a discreción), sin embargo últimamente leo de todo un poco.

¿Cómo hacer llegar una propuesta de lectura?

Rellenando este formulario.

¿Características de mis reseñas?

Honestas ante todo y se adaptan a cada libro.

¿Dónde publicaré la reseña?

En mi perfil de Goodreads, Amazon, blog y redes sociales.

¿Qué pasa si el libro no es de mi estilo?

No reseñaré libros que considere pueda darles una «apreciación injusta», y en esto apelo a la madurez de cada uno. Por lo general, si son personas de mi entorno suelo comunicarme con las mejores intenciones para expresar mi respetuosa opinión.

Por último, ¿quieres promocionar tu libro? (Independientemente de la reseña).

Te invito a formar parte de la #ListaDeAutopublicados, solo tienes que dejar la info de tu obra en los comentarios de ese post.

Nada más.

Curso Gratis: Aprenda a poner cara de culo en una leída.

¿Quiere poder escuchar su programa de radio tranquilo sin que nadie le moleste?

¿Le gustaría dejar de resolver problemas ajenos y dedicarse a realizar sus cosas?

¿Desearía que las personas le preguntaran cómo están en vez de contarles cómo andan ellos?

¿Quiere por una vez en la vida que la gente empatice con usted y no al revés?

El problema es que usted luce muy feliz y aparenta ser muy solidario, o al menos así lo ven los demás tras su ego, y consecuentemente las personas recurren a usted como fuente inagotable de soluciones o desahogo parcial de múltiples angustias, y a no ser que se someta a cirugía plástica o que ya tenga cara de culo por defecto (en cuyo caso no tendría ni por qué estar leyendo esto; verifique ante el espejo antes de proseguir), tendría que aprender a manejar los cuantificables músculos faciales para que por una vez en la vida le sirvan de algo más aparte de sonreír, porque sonreírle a todo el mundo no es sano o al menos no de manera constante (causa calambres faciales).

He aquí algunas algunas soluciones:

Técnica 1: “El pensador”

No se lo tome al pie de la letra, con estar sentado sobre una silla basta. Si la gente que quiere algo de usted visualiza que está ensimismado, perderá el interés de molestarlo por si termina él siendo el molestado.

Técnica 2: Mueca hedionda

Si alguien le empieza hablar, retroceda, o simplemente haga un intento poco disimulado de desviar el rostro hacia otra dirección como señal de que lo que sea que trajo esa persona consigo, huele demasiado mal como para disimularlo. De seguro no borrará su presencia al instante pero reducirá el tiempo de exposición.

Técnica 3: Las puertas del infierno

Las flatulencias siempre son un buen espantapersonas. Esta práctica es efectiva cualesquiera sean las condiciones presenciales del sujeto.

Advertencia: Estas técnicas no surten efecto cuando usted está en presencia de un amigo, porque l@s amig@s preguntan cómo estamos si tenemos cara de preocupados, nos avisan que olemos mal si notan algo fuera de lo normal, y son capaces de avergonzarnos en público si se nos ha escapado un pedo.

Si desea proseguir con el curso, deberá abonar una suma de €2,99 en Amazon con la compra de «Retorcida».

(Me sale simpática la autopropaganda, ¿no?)

P.D.: Además estaría necesitando alguna reseña en cualquier plataforma, con que sea honesta me conformo.

Me pueden encontrar por cualquier lado, soy lo más parecido a la mugre: Facebook, Twitter, Goodreads y hasta en el foro Ábrete Libro.

Guía del Escritor (II): Herramientas

Guía del Escritor (I) / Guía del Escritor (II) / Guía del Escritor (III)

Consejos de una loca, tómelos o déjelos

Sitios que me sirvieron de referencia:

Herramientas que utilicé para la edición:

  • De texto: Word 2013.
  • De portada: Illustrator CC2015 y Photoshop CS6.

Normas de la RAE que más utilicé:

Difusión

Esto es algo en lo que voy a hacer énfasis  porque realmente me molesta.

Independientemente de la calidad de tu obra, en lo personal, si veo que un autor/ra insiste día tras día con la misma publicación/presentación de su libro, llega el punto que estoy tan aburrida de verlo por todos lados… que ya estoy cansada del propio libro sin siquiera haberlo leído. Conmigo esa fórmula no funciona (voy a asumir que no soy la única).

Midan sus publicaciones y los métodos que utilizan para llegar a la gente. Escribir no tiene por qué convertirse en algo competitivo; si lo hacemos bien, brilla por sí solo.

Comunidad

Hace menos de dos años que estoy en este entorno y realmente el público ha variado poco, pero desde un tiempo a esta parte he visto como muchos de los que pululan en esta plataforma empezaron a ayudarse entre sí, lo cual me parece espectacular. A lo que voy, si no fuera por ellos probablemente no hubiera vendido ningún ejemplar.

Interactuar con la comunidad importa.

Acá les dejo algunos espacios específicos que le dedican palabras y mucho más a autor@s indies:

Esta es una lista a modo ilustrativo de los sitios que tengo presentes para elegir mis lecturas. Si algun@ quiere integrarse a ella me avisan en los comentarios.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cada loc@ con su fórmula 

Cosas que debería decirme todos los días, o casi:

1. Olvidate de lo que puedan pensar de vos. Sé fiel a tus convicciones, carajo!
2. No te dejes estar. Cualquier cosa es mejor que nada.
3. ¿Querés hacer algo? Hacelo… ¿quién te para?
4. Cuando sientas inseguridades, pensá que tenés fecha de caducidad. Animate.
5. Con que te guste a vos es suficiente, y necesario. Querete.
6. Nadie dijo que iba a ser fácil. ¿Y qué?
7. No jodas a los demás, no dejes que te jodan.
8. «No puedo» no es una opción.
9. No hables todo el tiempo de vos, es desagradable.
10. No intentes gustarle a todo el mundo, todo el mundo no gusta tuyo. ¡Maniátic@!

 

 

Guía del Escritor (I): Comunidad

Guía del Escritor (I) / Guía del Escritor (II) / Guía del Escritor (III)

Pretencioso título, sí, pero no se me ocurría otro.

La idea es compartir mi experiencia como novata, nada nuevo, solo otro punto de vista.

¿Es necesario tener un blog/sitio antes de autopublicar una obra?

No.

No es necesario, pero es útil y gratis.

Tener una página propia, organizada, con un par de enlaces y una biografía del autor siempre es buena idea.

Aquí algunas plataformas gratuitas: WordPress, Blogspot, Blogger, Wix.

¿Las redes sociales son necesarias para promover tu trabajo?

Sí.

Pueden parecerte una pérdida de tiempo, puede que te disguste usarlas o que simplemente no obtengas el resultado deseado: un me gusta, un comentario, apoyo moral, devolución, etc., pero la verdad es que la forma de comunicación cambió hace mucho tiempo, y hoy en día es necesario tener presencia en el entorno.

Sé constante, recordá que la interacción es esencial.

Aquí algunas redes sugeridas: Facebook, Twitter, Goodreads.

Los «lectores ceros», ¿son necesarios para tu obra?

Totalmente, son los que te ayudan a poner tu obra en perspectiva y ven cosas que tú no.

En mi caso recurrí a tres personas de confianza: mi novio, un amigo seguidor y una amiga bloguera.

¿Cuándo decidirse a autopublicar?

De poder volver atrás, me diría que no pierda el tiempo enviando mi manuscrito a 20 editoriales, pero conociéndome no me escucharía y lo mandaría igual.

En síntesis, depende de cada uno; yo no conseguí lo que pretendía de una editorial, así que me dejé llevar por mi instinto y me puse a leer las normas de la RAE.


Próximamente más.

 

 

Análisis de emojis: Winking face

Hace mucho tiempo, en una entrada lejana: Diferencias entre el “je je” y el “ja ja”, nuestra colega Lídia me sugirió una idea la cual hoy comienzo a exprimir: Un análisis soberbio y exhaustivo de una de las representaciones gráficas más famosas de las redes sociales: «La Cara guiñada«.

emoji.png

«Winking Face»

Para empezar, son tres las circunstancias que se me ocurren oportunas para el empleo de dicha práctica gesticular en relación a algún evento social interactivo y en primera persona.

El primero es en el ambiente lúdico, justo cuando te toca del mazo una carta en particular y se la tienes que comunicar a tu compañero de truco y así definir la estrategia de juego. El segundo y no menos importante, el que cumple función de complicidad, ese «guiño sordo» entre dos personas que mantienen cierto grado de afinidad, la suficiente como para comunicarse entre los significados ocultos del párpado. Y la tercera, la última, la obvia, pero no por eso menos pintoresca que las demás: el «guiño canchero». Esa mueca galante que tanto hombres y mujeres suelen utilizar como arte de insinuación, y el cual todos hemos empleado alguna vez en nuestras vidas (mentira, yo no).

Sin embargo, en el mundo binario, tan simple pero complicado, las connotaciones sociales que genera el empleo de dicha representación gráfica por mensaje y/o comentario, son… diferentes. Es decir, su significado puede tergiversarse de distintas formas, hasta que finalmente todo converge hacia la misma pregunta: ¿me estará cargando?

Para hacerlo un poco más dinámico, veamos unos cuantos ejemplos de «mensajes tipo» que todos hemos recibido alguna vez, y/o por qué no enviado (mentira, yo no).

  • ¿Vamos a cenar?: Mensaje formal que invita a su receptor a cenar.
  • ¿Vamos a cenar? 😉: Mensaje no tan formal que invita a su receptor a cenar y posiblemente a algo más.
  • ¡Qué lindo estás hoy!: Mensaje simpático que enfatiza un interés sexual de cero a poco.
  • ¡Qué lindo estás hoy! 😉: Mensaje simpático que advierte un interés sexual de posible a mucho.
  • Te extraño: Mensaje romántico que refleja la necesidad de la presencia corpórea del receptor.
  • Te extraño 😉: Mensaje romántico que refleja el deseo sexual del transmisor hacia su receptor.
  • ¿Dónde estás?: Mensaje que alude a la necesidad de saber dónde está el  receptor.
  • ¿Dónde estás? 😉: Mensaje que con picardía, permite develar un interés sexual dudoso de su transmisor.

O sea, confunde.

Ya de por sí es un gran mérito procesar mentalmente los gestos ajenos, y cuánto más que aprendan a  interpreten los propios, que si a eso le sumamos el uso indiscriminado de emojis, puede que en alguna ocasión… decodifiquemos mal algún que otro mensaje y terminemos enfadados con alguien, o peor aún, tocando el timbre del vecino a las 12 de la noche con una botella de vino bajo el brazo y semidesnuda… ¿A quién no le ha pasado? (a mí no 😉).