Crónica de una Autopublicación – Etapa 2: Búsqueda del título y Registro

20 comentarios

He leído muchas técnicas para descubrir el título que debería llevar un libro, pero mi carácter obstinado me impide seguir patrones ajenos. No obstante los leo con todo el respeto que se merecen, aunque a sabiendas de que se me hace imposible aplicarlos.

Todos los libros tienen sus curiosidades. Por ejemplo, recuerdo que el título de mi primera novela surgió a la par de su «idea», y fue mi pseudomarido a quien, luego de soltarle toda la sarta de disparates que componía el argumento, le dije: «y la llamaré Retorcida«.

En cambio, cuando comencé a escribir este manuscrito, no tenía ni idea de cómo iba a titularse, y si bien como toda neurótica me molestaba ese cabo suelto, decidí que era mejor dejar fluir los caracteres sin presionarme (demasiado) por el título. Y funcionó. Cuando iba por la mitad del libro, el nombre vino a mí como una bocanada de aire mentolado.

Una vez puesto el nombre al manuscrito, y sin siquiera haberle dado una segunda leída por si las moscas, lo registré en la oficina de derechos de autor. Como corresponde.

El resultado fue el siguiente:

20180802_194327

Sí, leyó bien. Mi siguiente obra se llamará: Independiente; me fascinan los nombres cortos y una vez que me hice la idea de él, se me hace imposible cambiarlo.

¡Eso es todo por hoy!


Si alguien llegó tarde y quiere leer el resto de las etapas, sigan los siguientes enlaces:

Más etapas:

Crónica de una Autopublicación – Inicio

Crónica de una Autopublicación – Etapa 1: Escribir

Crónica de una Autopublicación – Etapa 2: Búsqueda del título y registro

Crónica de una Autopublicación – Etapa 3: Corrección y Lectores Beta

Crónica de una Autopublicación – Etapa 4: Portada

Crónica de una Autopublicación – Etapa 5: Sinopsis

Crónica de una Autopublicación – Etapa 6: Pre-Lanzamiento

¡Independiente ya disponible en Amazon!

 

Plural: 20 comentarios en “Crónica de una Autopublicación – Etapa 2: Búsqueda del título y Registro”

  1. ¡Tenemos título! Gran guía gran, a no olvidarse de eso, o bitácora o crónica o como se le llame. Me encanta que en vez de tratar de glorificar el proceso, lo muestres como que a veces las cosas se lo ocurren a uno y chau. Yo qué sé, a mí me gusta así.

    ¡Pero ya está, tenemos título! [SONIDOS ONOMATOPÉYICOS]

  2. Así que hay que registrar el título del libro antes de publicarlo… no tenía ni idea, ya se nota lo profana que soy en esta materia. Un buen título, fácil de recordar.
    Un abrazo

    1. Exacto, se registra la obra asociada al título tal.
      Gracias, Estrella. En su momento pensé que había elegido mal, pero ahora que estoy a punto de publicarlo siento que es el único que le queda.
      Abrazo

Deja un comentario