CONCURSO: ALMAS Y BRUJA – PARTICIPANTE 9

¿Fatalidad o destino?

Sin querer me llevé un almanaque aniversario de la panadería donde suelo comprar una o dos veces por semana. El pan, la verdura y el almanaque hecho un rollo todo junto lo metí en la bolsa de compras. No había reparado en la gran imagen de una bruja que venía en la portada del almanaque. La panadería se llama “La Enelda” y fue cuando preguntando, me enteré que ése era el nombre de una bruja que vivió en el pueblo. Era una foto como antigua, a propósito en sepia y algo en blanco y negro.
La Enelda no había sido una bruja cualquiera por lo que me contaron los pocos que la recuerdan en Viejánima..
Bajé del auto con mi bolso, y apurada caminé calle arriba por el empedrado de calles estrechas.

Una viejita que estaba sentada en la vereda de enfrente vendiendo sus cositas, sus artesanías, su mamitas de paño, me hizo señas, llamándome.
-Señora, señora ¿me muestra la foto que tiene en el bolso? Esa es La Enelda me dijo… cuando por un instante un taxi que pasaba me tapó la vista.

La mujer que hace segundos me llamaba comenzó a sentirse mal y cuando yo alcancé a cruzar corriendo en diagonal, ya estaba muerta. Mientras algunas personas se acercaban pensé ¿con que las brujas no existen? Tiré el bolso con todo lo que había comprado y salí corriendo… Ya su alma pagará mi pecado.


¿Querés participar? Pinchá aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s