Concurso: Almas y Bruja – Participante 4

Seguro que fue fruto de una nefasta confabulación del destino, que ambas llegaran en el breve lapso de una mañana, Alma apareció escondida detrás de la cámara disfrazada de feliz coincidencia a primeras horas de una mañana de Domingo.

El momento preferido para capturar insólitas imágenes de una ciudad aburrida y somnolienta, dos aficionados a la fotografía que se sorprenden al encontrar a su alma gemela con veinte años de diferencia.

Confieso que me deslumbro el brillo de la salida del sol alrededor de su espesa y ensortijada melena pelirroja sobre el traslucido verde de su mirada y sus labios formando un corazón carmesí entre dos millares de pecas.

Pero tuvo que ser que no, la bruja de mi alma en el interior de mi conciencia advirtiendo el peligro que planeaba sobre su existencia, ante la permanente presencia de esa otra Alma, avivó el hielo de la prudencia.

Y supe que iba a ser que no cuando desde sus ojos expectantes se despidió de mí alma, con un brusco acelerón del motor.

Ahora sé que tengo un alma, bruja y taimada, que sólo se complace cuando me tiene por completo a su merced y se regodea mientras me contempla encerrado a través de los barrotes de la celda que ha construido con los momentos de mí propia soledad.


¿Querés participar? Pinchá aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s