Nada me resulta más tenebroso que la gente que me sigue pero no le gusta mi página de Facebook. ¿Mamá? ¿Sos vos?

27 comentarios

¡¡Pero qué carajos… De qué se trata esta entrada!!

No lo sé exactamente, pero debe estar relacionado con que ando sumergida dentro del proyecto de 50 mil palabras que estaré publicando este año y del cual no les continuaré hablando por temor a arrepentirme en el proceso.

Si aún tienen dudas de empeñar su tiempo leyendo mis locuras, los invito a que visiten la preciosa reseña sobre Retorcida en el espacio de: Leyendo, Tejiendo y Cocinando en K o los apuntes sobre ella en: Pilar In July.

Si se despertaron caritativos porque es viernes y desean colaborar con mi causa perdida de adquirir un vehículo a fuerza de rostro… Les sugiero que si son de España depositen su dinero aquí, en cambio si son de otra parte del mundo, como por ejemplo de Uruguaaay… pueden colaborar desde aquí.

Si por razones de vida o muerte quieren leerlo pero no pueden adquirir el libro porque no tienen cuenta en Amazon, no saben, se angustian, o se les cae un huevo hacerla porque les pide un montón de datos relacionados a su cuenta bancaria y eso pondría en riesgo la privacidad de su información, escriban por favor a pauladegrei@gmail.com.

 

 

Plural: 27 comentarios en “Nada me resulta más tenebroso que la gente que me sigue pero no le gusta mi página de Facebook. ¿Mamá? ¿Sos vos?”

  1. Me encantó terminar el libro la noche pasada y pasar por tu entrada y luego encontrarme con un título que no tiene que ver con lo que escribes, sigues muy fiel a tu estilo. Me gustó mucho tu estilo de escritura, así que SI o SI me seguiré pasando muy seguido. Ojalá disfrutes la reseña y gracias nuevamente por darme la oportunidad de leer tu obra.

    1. Pau, me dejaste super contenta, te acabo de contestar el correo, disculpame la demora. Corrección, contenta no, mega feliz de que te haya gustado esa maraña de cosas que escribí. Te estoy sumamente agradecida y en breve compartiré la gran reseña que me dedicaste. Siempre serás bienvenida al epicentro de mis locuras que representa este blog.
      Un besote

  2. No es tú mamá Paula. Un besazo.
    Pero aún queda alguien que no haya adquirido Retorcida. ¿Qué caritativos? Tales humanos que corren el riesgo de formar parte de la caterva de tacaños o carecen de sentido del humor o le tienen querencia a sufrir una úlcera. Compren el libro, serán felices mientras lo leen, colaboren con una gran autora y además procuren la seguridad para que redacte otra obra con propiedades antiácidas. Un besazo.
    Todo estos beneficios en un mismo lote. Ni por diez, ni por nueve, ni siquiera siete ni seis, a su alcance al increíble precio de 2,99. Demuestren que son inteligentes, dura mucho más que un café con croissant e impide gases y reflujos digestivos.

    1. ¿Estás seguro que no es ella? ¿No será que me habrá leído y sacó cuentas? Sé que por definición soy autora, pero siento que me queda grande ese pantalón, así que vamos a dejarlo como «pelotuda». Quedaría algo así: …colaboren con la gran pelotuda de Paula…
      No me alientes con el precio que si lo subo no me lo compra ni el loro, si algún día lo saco en papel lo subasto.
      Muchos más besos de lo que me mandás vos.

  3. No Paula, no soy tu mamá, lamento decepcionarte, pero me alegra caer acá de casualidad tras no haber leído ninguna otra entrada que no hiciese mención de nada que pudiese involucrar papelitos en cavidad alguna, ¡y leer el anuncio solapado de un nuevo proyecto! Ya me pedí licencia en el trabajo y estoy esperando. No demores.

    Mientras tanto, escuché que buscaban gente caritativa y decidí pegarme una vuelta, porque si hay algo que soy aparte de humilde y buen tipo en general, es caritativo. Ta eso, si me precisan acá ando.

    1. Sé que no me ibas a defraudar pero lamento informarte que el próximo proyecto no contará con prólogo alguno ya que me niego a que te lleves crédito alguno por escribir tan bien. A ver cuándo sacas un libro para devolverme el protagonismo. Esto es como la carrera de postas, viste…

  4. Sé que no tengo perdón, Paula, te prometí que en Navidad leería tu libro y aún estoy en ellos, necesito tiempo para leerlo de seguido… así que tendré que mandar al «carajo» por un par de días, el trabajo, la cocina, la plancha, el paseo de la perra, la tarea con Iker, etc, etc… y decicarme a retorcerme contigo.
    Un abrazo.

    1. Sos un tesoro. No Estrella, nada de perdones, faltaba más! Mientras lo leas con gusto yo ya me quedo contenta, a tu tiempo y sin presiones que los libros son para disfrutarlos cuando uno quiera.
      No dejes a tu perra sin pasear, con las ganas que tengo yo de tener un perrito para mimarlo…

      1. Estoy en ese punto de la vida en que me pregunto por qué no tengo perro. Pero la respuesta es sencilla, no tengo tiempo para dedicarle y estaría solo durante todo el día. Ya tendré una Yeni conmigo, en su momento.

      2. Tienes razón, necesitan un tiempo de dedicación, ésta también se pasa tiempo sola, mientras trabajo. Por las tardes procuro dar con ella un buen paseo, nos viene bien a las dos, pero a veces lo tenemos que hacer a costa de dejar otras cosas…

  5. Paula, siempre eres muy dinámica para promocionar tu libro, me gusta tu estilo, y aprovecho el presente para disculparme, estaba hace 5 minutos leyendo mis mensajes y por accidente marqué el que me dejaste como spam 🙁 Sorry, sorry, sorry, ya no supe cómo deshacerlo porque me aparecieron ventanitas emergentes en mi pantalla, pero leí tu mensaje y te lo agradezco, y espero pronto agarrar ritmo de nuevo para continuar leyendote. Un abrazo muy grande.

    1. No te preocupes, me suele pasar, además la interfaz de WordPress cambia seguido y con eso la ubicación de los botones. Te iba a pedir que revisaras tu casilla de correo que ya tengo novedades de Nina.
      Otro abrazo grande.

Deja un comentario