Las crónicas del Otro Mundo, de Carlos Lópes Moreno y Adrián E. Belmonte [Reseña]

32 comentarios

LCDM

DATOS

  • Título: Las crónicas del Otro Mundo
  • Autores: Carlos Lópes Moreno; Adrián E. Belmonte
  • Editorial: Editorial Amarante (22 de febrero de 2016)
  • Páginas: 782
  • Género: Ciencia ficción/Fantasía
  • Formato: Físico y electrónico en Amazon
  • Web: https://lascronicasdelotromundo.wordpress.com/

SINOPSIS

Una novela de ficción distópica proyectada sobre la psique humana. Si, tal como afirman algunos científicos, existe una consciencia global que nos conecta a todos, una “psicoesfera” en la que habitamos de manera inconsciente, entonces ¿puede ser esta manipulada? Y, si así fuera, ¿con qué intenciones se realizaría dicha manipulación? Un universo habitando en nuestros subconscientes… ¿Qué clase de naturaleza podría albergar ese plano alternativo de la existencia por el cual fluirían nuestros pensamientos sin ni siquiera darnos cuenta? Estas fueron las preguntas que prendieron la chispa para que los autores comenzaran este viaje.

Frank Hopper ni siquiera tiene ese nombre. En realidad, la vida del sujeto A-107, no tiene más sentido que el de participar en una serie de experimentos sobre el subconsciente colectivo junto a otros niños con capacidades psicológicas similares a las suyas. Durante la guerra fría, las dos superpotencias mundiales, con tal de encontrar aplicaciones militares que les proporcionaran una nueva ventaja sobre el enemigo, realizaron una serie de investigaciones en campos muy diversos y hasta ese momento desconocidos. En un emplazamiento secreto, durante los años del proyecto de espionaje psíquico Stargate, el joven Frank Hopper será llevado a una base militar en donde descubrirá que la vida allí no resulta fácil. Aquellos niños dejarán de serlo para comprobar lo difícil que puede ser el caótico mundo de los sentimientos, toda vez que el experimento aumenta sus habilidades para habitar en un campo de la realidad distinto al que pertenecen, el Otro Mundo.

RADIOGRAFÍA

Las crónicas del Otro Mundo (LCDM) es un libro que no se lee a la ligera y que te hace entender para qué sirve el prólogo y por qué hay que leerlo antes de escoger una lectura. Razón que motivó suficiente mi curiosidad para aventurarme en esta nueva andadura, además de identificarme con el característico humor de sus autores a quienes ya sigo desde hace bastante tiempo; su principal característica: les encanta escribir.

Este “ladrillo” está dividido en tres etapas que logran sustentarse entre sí y fusionarse al final, mezclando niveles de “realidades” alternas y géneros: ciencia ficción y fantasía. Característica que me pareció fantástica.

La primera etapa está enfocada al que el lector sintonice con lo que leyó del prefacio y se sumerja dentro de las conspiraciones de un proyecto de investigación, ideado para satisfacer los deseos de conquista del hombre mediante su mejor herramienta: el hombre. Nos introducen en el concepto de “el medio” de la manera más clara posible y a través de la mirada inocente del protagonista, creando los lazos necesarios para luego dejarlos en reposo y pegar un salto hacia una perspectiva diferente: la segunda etapa.

En esta segunda parte es cuando se produce el cambio de concavidad y nos enfrentamos a un mundo similar con un sujeto diferente. El ser humano pasa a un segundo plano y nos encontramos de cara con una sociedad constituida bajo las mismas bases morales que conocemos, pero reflejados en personajes secundarios de nuestra vida cotidiana. Tal vez esta sea una de las partes más sensibles del libro, en donde el juego de valores logra humanizar los personajes de este “otro mundo”.

Ya en la tercera parte se viene el derroche psicodélico y la faceta más fantasiosa de todo el libro, con un nivel de detalle admirable y en donde “el medio” vuelve a ser el principal protagonista en esta historia fusionando así las tres partes.

Es un libro innovador desde su estructura, con una narrativa altamente descriptiva y de cuidado minucioso, lo que repercute en el volumen del mismo.

Definitivamente no se parece a nada que haya leído antes, y quienes busquen una lectura original e inteligente, no se decepcionarán.

Fue un libro que disfruté y que me mantuvo expectante de principio a fin.

¡Bravo, autores!

Plural: 32 comentarios en “Las crónicas del Otro Mundo, de Carlos Lópes Moreno y Adrián E. Belmonte [Reseña]”

      1. Jajaja…por el amor de Rozner!!! tengo las dos, pesaba demasiado para llevarlo conmigo y en la versión kindle no me lo podían dedicar, o eso decían, lo mismo era una estrategia de marketing. Impaciente de saber como acaba.

    1. Si por nosotros te podemos enviar todos los ejemplares que quieras, Elia; ahora bien, dado que el número de páginas baila tanto (ya sabes que el original tenía 890 páginas), no sabemos con cuantas hojas te llegarían. Igual hasta uno te llega por fascículos, quién sabe…

  1. Madre mía, nos hemos quedado paralizados ante lo leído… Sabíamos que cualquier lector podría decir perfectamente «Definitivamente no se parece a nada que haya leído antes», ¡pero no estábamos preparados para que alguien lo dijera en plan positivo!
    Dejas maravillado al Otro Mundo con dicho análisis, ahora incluso nos sentimos más listos y todo. En cuanto nos repongamos de la emoción trazaremos una introducción lo más digna posible y difundiremos tu palabra al mundo.
    ¡Muchísimas gracias, Paula!

    1. Cuando empecé a escribir no pude parar y así ha quedado… tuve cuidado de no spoilear nada y admito que originalmente era mucho más larga la reseña. Es un libro con mucha personalidad, de allí mi interés por leerlo.
      ¡Muchas de nada! Les deseo muchos éxitos.

  2. Comence a leerlo como si se tratará de una novela de ciencia ficción cualquiera e interrumpí la lectura convencido de que es una obra muy original que merece unos cuantos días de lluvia ininterrumpida por el tiempo justo para preparar un té y asomarse por la ventana. Asi que lo tengo reservado para degustar sin prisas. Un besazo.
    Reseñas profesionalmente Paula. Un besazo.

  3. Estupenda reseña, Paula. Tengo el libro en el e-book. Ya prácticamente llego al 80% y me está resultando muy original. Felicito a los autores, que me encantan cómo escriben, siempre que puedo leo sus posts, que siempre resultan de lo más interesante. Reconozco que las reseñas se me dan muy mal, igual ahuyento a los lectores en vez de animarles a la lectura, jeje.
    Besos.

      1. Son estupendos, me divierto con sus comentarios, cada vez que paso por su blog me tiro un buen rato, porque no puedo dejar ni un comentario sin leer… son un peligro.

    1. Entre todos nos estáis dejando las mejillas al rojo vivo, parecemos un par de Heidis de lo sonrojados que nos estáis dejando con tanto halago concentrado. Pero bueno, son gajes del oficio: si somos unos genios estupendos, ¿qué le vamos a hacer? En fin, trataremos de vivir con esa carga de magnificencia sobre nuestras espaldas como buenamente podamos…

      Pd. Si se nos permite la injerencia, Paula lleva razón: para autores bisoños, ver una simple opinión sobre su obra les hace aplaudir las orejas y ayuda a la difusión. No obstante, en realidad el solo hecho de darle una oportunidad a nuestra historia de seguir viva a través de su lectura siempre es un sueño que el lector te permite cumplir, así que ¡muchas gracias por no desistir con tamaño ladrillo!

      1. Un libro extenso, sí lo es, pero el problema es que al leerle a pequeñas dosis se alarga en el tiempo y a veces tengo que volver atrás para retomar el hilo… y de momento no tengo tiempo como para leerlo seguido, lo que implica que cuando lo tenga, tendré que volver a él para quedarme con muchos detalles que seguramente se me están pasando por alto.
        Y el halagaros, al menos por mi parte, no es coba, me encanta cómo escribís, os seguiría mucho más, pero aunque suene a disculpa no tengo demasiado tiempo.
        Un beso para los dos y también para ti, Paula, que nos has prestado tu sitio.

      2. Ciertamente, el volumen de LCDOM suele constituir un hándicap entre muchos lectores. Hace falta mucho tiempo para completar la novela, y ese tiempo es algo que suele escasear hoy en día, y no digamos ya si el que queremos dedicar al ocio. Reducir el tamaño de las historias es algo que ahora tenemos más en cuenta tanto conjuntamente como por separado. Ahora mismo lo importante para nosotros es crecer como autores, o lo que es lo mismo, mejorar como escritores, y el problema de la extensión excesiva es uno de nuestros principales caballos de batalla a tener en cuenta. Y nos costará, seguramente, pero solventaremos dicho envite.
        Besos para ti por tus palabras, Estrella, que siempre son amables para nosotros.

  4. Estupenda reseña. Veo que coincidimos en la opinión sobre el libro, especialmente en lo original. Eso sí, yo lo tengo en tocho celulósico y reconozco que «me se» olvidó mencionar el peligro de esguinces de muñeca.

      1. El Ministerio de Fomento acaba de inaugurar un túnel al lado del del metacarpiano para poderlo asignar a las lesiones específicas de LCDOM XD

  5. ¡Pero en la concesión de la construcción de ese túnel habrá habido mordidas para dar y tomar! ¿Cómo es que no ha llegado ningún sobre al Otro Mundo?
    Ché, qué difícil es hacerse rico provocando lesiones a lectores indefensos…

Deja un comentario