Curso Gratis: Aprenda a poner cara de culo en una leída.

¿Quiere poder escuchar su programa de radio tranquilo sin que nadie le moleste?

¿Le gustaría dejar de resolver problemas ajenos y dedicarse a realizar sus cosas?

¿Desearía que las personas le preguntaran cómo están en vez de contarles cómo andan ellos?

¿Quiere por una vez en la vida que la gente empatice con usted y no al revés?

El problema es que usted luce muy feliz y aparenta ser muy solidario, o al menos así lo ven los demás tras su ego, y consecuentemente las personas recurren a usted como fuente inagotable de soluciones o desahogo parcial de múltiples angustias, y a no ser que se someta a cirugía plástica o que ya tenga cara de culo por defecto (en cuyo caso no tendría ni por qué estar leyendo esto; verifique ante el espejo antes de proseguir), tendría que aprender a manejar los cuantificables músculos faciales para que por una vez en la vida le sirvan de algo más aparte de sonreír, porque sonreírle a todo el mundo no es sano o al menos no de manera constante (causa calambres faciales).

He aquí algunas algunas soluciones:

Técnica 1: “El pensador”

No se lo tome al pie de la letra, con estar sentado sobre una silla basta. Si la gente que quiere algo de usted visualiza que está ensimismado, perderá el interés de molestarlo por si termina él siendo el molestado.

Técnica 2: Mueca hedionda

Si alguien le empieza hablar, retroceda, o simplemente haga un intento poco disimulado de desviar el rostro hacia otra dirección como señal de que lo que sea que trajo esa persona consigo, huele demasiado mal como para disimularlo. De seguro no borrará su presencia al instante pero reducirá el tiempo de exposición.

Técnica 3: Las puertas del infierno

Las flatulencias siempre son un buen espantapersonas. Esta práctica es efectiva cualesquiera sean las condiciones presenciales del sujeto.

Advertencia: Estas técnicas no surten efecto cuando usted está en presencia de un amigo, porque l@s amig@s preguntan cómo estamos si tenemos cara de preocupados, nos avisan que olemos mal si notan algo fuera de lo normal, y son capaces de avergonzarnos en público si se nos ha escapado un pedo.

Si desea proseguir con el curso, deberá abonar una suma de €2,99 en Amazon con la compra de “Retorcida”.

(Me sale simpática la autopropaganda, ¿no?)

P.D.: Además estaría necesitando alguna reseña en cualquier plataforma, con que sea honesta me conformo.

Me pueden encontrar por cualquier lado, soy lo más parecido a la mugre: Facebook, Twitter, Goodreads y hasta en el foro Ábrete Libro.

48 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s