Concurso Fin de Año – Participante 9

Un extraño viaje en plena época de invierno, trajo a “Luke” a la ciudad de Santiago (Chile). Forzado y casi como encadenado al avión, el protagonista realizó este incómodo viaje. Fue incómodo, ya que sus superiores sólo le habían informado sobre el viaje, unos días antes de su fría llegada a Chile. Ahora, Luke se encontraba en medio de una larga cola en las casetas de inmigraciones, en donde iban revisar todo su equipaje. De esta forma, recibía el país de la estrella solitaria a nuestro inoportuno visitante. Luego de todas estas situaciones, tomó un taxi y se dirigió al hotel que con anterioridad sus superiores le habían reservado días antes de su llegada al país.
“Luke” estaba acostumbrado a no abrigarse demasiado, pero con tres grados de temperatura recién estrenados, no le quedaba otra cosa más que colocarse los abrigos que recién había comprado. Sus blancas manos iban perdiendo su color conforme se encontraba expuesto a las bajas temperaturas del lugar, de la misma forma sus mejillas y orejas empezaban a enfriarse lentamente. Su único refugio se hallaba en el hotel reservado, y este yacía bastante lejos del aeropuerto.
El protagonista tomó un taxi para dirigirse a su hospedaje. Una vez dentro, notó que el taxista, era una persona bastante amable y este percibió que “Luke” era un visitante nuevo, así que trató de iniciar una charla muy amigable y extensa con él. Las horas pasaron y “Luke” solo llegó a captar no más de cinco frases de todas las que aquel trabajador expresaba. Entre ellas “El palacio de la moneda”, “Las islas de Pascua” y la catedral ubicado en la plaza de Santiago. En la mente del protagonista, solo habían interrogantes hacia sí mismo con respecto a la comodidad de las habitaciones del hotel al que se dirigía, y si el frío de la noche abatiría su ya cansado cuerpo.
Inesperadamente y en medio de tantas ideas en la cabeza de Luke, no se percató de lo distraído que se encontraba el conductor y en cuestión de segundos, este estrelló el coche contra otro que venía en sentido contrario. Todo se volvió oscuro en la mente de Luke y perdió, casi de inmediato, el conocimiento. Al cabo de unas horas, el protagonista se encontraba caminando en medio de un hermoso y extenso jardín repleto de flores de colores. Él se encontraba descalzo y con un traje totalmente azul. A pesar de estar sin calzado, sus pies no sufrían daño alguno, ya que todo el camino estaba cubierto de pétalos de rosas que acariciaban suavemente la planta de sus pies. Un cielo azul y un grupo de aves cantoras, completaban armoniosamente el hermoso lugar. Y a lo lejos, allí estaba ella, una hermosa mujer vestida de túnica blanca y a quien el viento agitaba sus largos y rubios cabellos al ritmo de la canción que emitían las aves del lugar. Trató de acercarse a ella y justo cuando se encontraba lo bastante cerca y como para tomarla por la cintura, una fuerte voz estremeció en sus adentros.
-¿Sr. Martel se encuentra Ud. Bien?
Entonces abrió los ojos y divisó a un hombre vestido de blanco que le dirigía la palabra. Ignoró sus palabras y pasó a analizar el lugar en el que se encontraba. Así fue que notó que se encontraba sobre una camilla de hospital y que aquel hombre que le estaba hablando, no era más que el doctor de aquel nosocomio. Observó paulatinamente todo su cuerpo para ver si había perdido algún miembro importante, pero las cosas no pasaron de un fuerte golpe en la cabeza, el cual no había dejado ningún tipo de daño cerebral, hasta donde se supo. Sin embargo, tuvo que permanecer algunos días, más en observación.
Una vez dado de alta, comenzó de nuevo su travesía hacia el ansiado hotel. En esta oportunidad, optó por tomar el metro de la ciudad y de esta forma llegar al hotel e instalarse. Ya dentro del metro, todos los asientos de este se encontraban ocupados, por lo que tuvo que trasladarse parado, sujeto a una de las barandas superiores del medio de transporte….

 

Info sobre el Concurso aquí

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s