Las 5 etapas del perfume

Etapa 1 – Ni puta idea

Cuando eres joven y no te interesa llevar perfume. Básicamente sigues usando el que te regaló tu tía para navidad.

Etapa 2 – El despertar

Cuando te das cuenta de que el perfume puede funcionar como herramienta de distracción y que es mejor oler rico que a transpiración, pero aún no tienes bien definidas las normas de limpieza general. Esto regularmente, se presenta en la etapa de la adolescencia cuando el aroma a mugre y perfume son potencialmente iguales.

Etapa 3 – Sex appeal

Hoy hay guerra, y lo sabes. Todos hemos estado ahí, ¿verdad? Prosigamos…

Etapa 4 – Normalización

Tienes totalmente asumido el uso del perfume, al punto de que si sales de tu casa sin él, sientes que hueles mal; si puedes, tienes uno para cada ocasión.

Etapa 5 – La bajada

A esta altura no te gusta gastar mucho dinero, pero dado el hábito obtenido en la Etapa 4, no puedes dejar de usarlo. Así que elijes comprar esa colonia que, aunque de pino, siempre huele bien.

Perfume que inspiró esto:

Emporio Armani – Stronger With You

¿Sugerencias?

 

 

 

50 comentarios en “Las 5 etapas del perfume

  1. ¡Muy bueno! Yo estoy en la etapa en que están guardados junto con el maquillaje, la espuma, la laca y las plancha de pelo y solo los saco para carnavales, digo… para las bodas (que en mi caso es parecido) 🙂

  2. Yo soy de la Etapa 4. Soy incapaz de salir de mi casa sin perfumar, y tengo dos colonias además. La que utilizo de normal, que es Hugo Boss Red, y la que me pongo para ocasiones que requieren de esa chispa de seducción, que es Abercrombie and Fitch.
    Un abrazo.

  3. jajjaja, sigo en la 4, y espero que tarde en llegar la 5!!!! Tengo varios que no pueden faltar, y a veces introduzco alguno nuevo por aquello de no quedarme anclada en el pasado!!! Besos

  4. Jajajaja, que bueno Pau, yo empecé con Nenuco, me encantaba y aún me gusta mucho, luego colonias que salían por la tele con una musiquilla pegadiza y me las pedía para reyes, y me quedé con Ultraviolet, me gusta mucho, pero no para un diario, para todos los días uso colonias frescas como las de: Victorio y Lucchino, a pesar de los nombres son andaluces como yo, ajajaja, son buenos diseñadores y las colonias están a un buen precio.
    ¡Besazos!

  5. En casa me tienen pronto para la guerra, y siempre de la mejor manera. Vivo en el 3 y voy a morir en el 3. Ya he dejado instrucciones claras por si un día aparezco desprevenido en el 5, y son las mismas que si me encuentran cantando Pimpinella o me salen las muelas de juicio.

  6. jajajajjaaja Es que me parto contigo!!! Me encanta!! Es tan ciertoooo. Estoy cansada de explicarle a los adolescentes que no pueden ponerse desodorante de ese perfumada (prefiero no decir marcas porque odio sus anuncios sexistas), sin lavarse el sobaco antes. Perfume encima de sudor = olor de caca de vaca. jajajajaja Pero no lo entienden porque aún no han llegado a la etapa 3. Entonces ya captan el concepto.
    Yo soy de las que no sé salir de casa sin ponerme mi colonia y solo uso dos: una de olor a coco (me encantaaaa) y otra para ocasiones especiales pero que huele a fresco y limpio (en realidad es una imitación, pero muy bien conseguida) NY de Donna Karan.
    Besazooooos, Pau!! 🙂

    • jajajaja Al menos ahora te darán un respiro, por suerte les llega el frío!!
      Recomiendo desodorante de ambiente con olor a café, neutraliza olores… de seguro te dará hambre también, pero bueno… todo no se puede.
      No trabajo con adolescentes pero viajo en autobús, así que un poquito te entiendo… No hay nariz que aguante, ni temperamento jajaja
      Un beso enorme, Lí!

  7. Don Algonón y Eau de Rochás, ¿Que pasa? ¡No las va a conocer quien las regala! ¿La mía? Esa del bote marrón casi negro, oferta del conjunto completo en tres envases. ¡Antonio el del almacén Jiménez ya sabe! No nada, por si alguien se ofrece. Un besazo.

  8. Jajajaja qué linda y espontánea eres.
    Pues yo me quedaré hasta morir en la etapa 4, no puedo vivir sin mi perfume, Trésor de Lancôme. Tengo un perfume francés que sólo lo uso en muy pocas ocasiones y lo cuido como un tesoro.
    También me encanta acercarme a un caballero que elige un buen perfume, pero que no se baña con él, jajajaja.
    Saludos y bella tarde Paula.

    • Es que las ofertas me inspiran, y si son del 25% más todavía jaja
      Gracias a ustedes que han participado con sus fragancias, la semana que viene habrá una vendedora muuuy «feliz» de atenderme (digamos que solo las probaré y me iré descaradamente sin gastar un peso jaja).
      Abrazo.

  9. Aún estoy en la etapa 4 y me inclino por Vetiver de Adolfo Dominguez.
    Para batalla tengo todo un clásico Agua Brava. Y en efecto, he pasado por toooodas las etapas. Aunque soy de los que pienso que recién salido de la ducha bien limpito, no es necesario perfume alguno, me basta con mis encantos (toma ya ¡¡¡) Un abrazo Paula

Deja un comentario