Tu mochila es mía

30 comentarios

24/03/14: Hoy el dolor es fuerte. Me gustaría desaparecer. No quiero hablar con nadie. No quiero sentir nada.

16/05/14: Ya no duele tanto pero igual me pesa. Siento que nunca voy a poder salir adelante. Me siento tan estúpida.

12/12/14: Me anima que lleguen las fiestas. Aún sigo pensando en ello diariamente, pero al menos me siento viva.

23/04/15: Estuve a punto de cometer un error. Si no encuentro las fuerzas en mí, tengo que buscarlas en algún lado. Me siento sola.

14/12/15: Creo que por fin estoy empezando a sentirme mejor. Me parece mentira.

13/11/16: Querido diario, hoy puedo decir que me siento bien. No olvidé, pero el peso se hace más ligero. ¡Al fin estoy haciendo cosas nuevas! Fue buena idea apuntar esto.

No importa cuánto te tome, hacelo a tu tiempo.

 

Plural: 30 comentarios en “Tu mochila es mía”

  1. ¡Maravilloso Paula! No totalmente entiendo la significa de la ‘mochila’ en este contexto (es semejante que cómo decimos ‘emotional baggage’ en inglés?), pero el mensaje es hermoso de todos modos. A veces lo que parece insoportable al principio se hace más fácil con tiempo: o aún puede ayudarnos.

  2. Hola, Paula, hace unos días te envié un correo acerca de este texto. ¿Has podido analizar lo que te planteo? Si no te llegó, por favor, decime que lo vemos por otra vía. ¡Gracias! Un saludo de #TextosSolidarios.

    1. Hola Fabio, te respondí al mismo correo, capaz no te llegó.
      Entendí tu planteo y estoy evaluando que puedo hacer. De poder llegar con los tiempos aportaré mi granito de arena y si no, apoyaré con la promoción del resultado.
      Gracias por pasarte.
      Abrazo.

  3. Hace 8 años yo también sentía el peso de la vida sobre mi espalda, pero como bien expones tu, hay que darle tiempo al tiempo para que las heridas sanen y pase el dolor y poder mirar atrás y decir: ja! yo pude con esto, soy fuerte!

    Excelente entrada. Un saludo!

  4. Esta es la versión de Paula que uno a veces se olvida que existe. Es como Metallica tirando una balada. Pasa una o dos veces por década y te agarra mal parado, pero gran puta que se te ponen los pelos de punta.

Deja un comentario