L. Ernesto Molina

Las reglas de las religiones, sectas y clubs de fans suelen ser las mismas en todo caso: Pórtate bien, dona dinero al equipo y transfórmate en un fanático violento si la situación lo amerita.

Libro – Los últimos contribuyentes

13 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s