wef[t[‘.

16 comentarios

—Tuve un día de mierda —su tono evidenció frustración, así que tomé el teléfono y abrí el bloc de notas, esto se iba a poner bueno. Así comenzó.

—¿Qué te pasó? —la observé de reojo esperando a que de su boca fluyera todo su enojo y volví a mi pantalla.

—Lo de siempre, que estoy rodeada de un montón de imberbes que me dan más trabajo de lo que valen; es más, te aseguro que yo podría hacer el trabajo de ellos tres si tan solo me pagaran lo que merezco, lo que corresponde. Pero no claro, es preferible contratar a un montón de eunucos que lo mejor que saben hacer es pasarse 15 minutos en el baño cada vez que van, cómo si una no se diera cuenta que lo hacen para usar el celular… ¡A quién se le ocurre pasar más de 5 minutos en un baño que no es el suyo! —acentúo con la cabeza, no quería olvidarme de nada—.

—“…baño que no es el suyo!”—murmuré sin darme cuenta.

—Que dejes ese celular de mierda —me gritó, pero por fin me había puesto a tiro—. ¡Te dije que dejes ese celular! —ahora podía ver sus pies—. ¡Dejá esa porquermklasnfmcjkvsdnm.v/x,c;.’dfxc

Plural: 16 comentarios en “wef[t[‘.”

  1. «Eunucos»… no hay caso, tengo que dejar de leerte en el trabajo, uno está tranquilo leyendo una historia y de repente se encuentra con esa clase de término. ¿Cómo carajo se supone que mantenga la compostura?

    Acá están todos convencidos que no me está llegando agua al tanque, me ando riendo solo y un minuto después pongo cara de que acabo de ver unos pies (si, me compenetré leyéndolo, ¿está mal?). Nada, brillante, eso, me voya seguir riendo solo nomás.

      1. Es una maldición la mayor parte del tiempo, la gente dice cosas sin considerar las consecuencias que implican para gente como yo. Pero en casos como este, vale la pena. De todos modos, el mérito es de la historia, mi imaginación es irrelevante en este caso.

        Nota al margen: sería un experimento interesante pararse afuera de un baño con un aparato que interfiera con la señal del celular y tomar el tiempo que demoran en salir luego de interferir con la señal, o simplemente escuchar las groserías proferidas por el cliente insatisfecho. La dejo por acá, espero que alguien tome la posta.

Deja un comentario