Situaciones Incómodas #6

La vecina desubicada

Cuando resides en un edificio las chances de tener un vecino desubicado, independientemente del género, son considerablemente más altas que viviendo en una casa a nivel del suelo.

Entonces, como llegaste tarde al reparto de vecinos, a ti te toca la “vecina gritona”. Pero ojo, no es un grito cualquiera… no no, hablo del sonido que producen las cuerdas vocales desde el fondo de la glotis a todo ritmo del coito.

Ante la repetición de los hechos noche tras noche, resuelves que debes hacer algo.

¿Qué haces?

A) Lo hablas con la comisión del edificio y esperas que tomen cartas en el asunto. Quieres evitar cualquier enfrentamiento.

B) Lo conversas directamente con ella, total… la gente hablando se entiende, no?

C) Sin importar la hora, cuando sientas sus aullidos te paras frente a la puerta y te cuelgas del timbre. Si te arruina el sueño entonces tú le arruinas la diversión. Matemática pura.

D) Despiertas a tu pareja y se unen en un coro asíncrono del amor.

Más Situaciones Incómodas aquí.

50 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s