Final de Concurso – La sombra dorada – Participante 2

No sé cuantas horas pasé en aquel bar, apurando la copa de coñac que el camarero rellenó gentilmente tantas veces… No sé cuando decidí que era hora de alejarme de aquel sitio y volver a mi gran y vacía casa ahora que él se había ido…

Algunos hombres me observan en mi precaria situación de buscar el móvil para llamar un taxi y deciden ofrecerse a llevarme a casa, seguro que nada tiene que ver que piensen que lloro porque un hombre se fue de mi casa y que estoy perjudicada por el alcohol…

Declino las invitaciones con un movimiento de cabeza y me monto en el taxi; Tras un largo camino en el que me quedo petrificada mirando por la ventanilla llego a casa. Al bajar me derrumbo sobre la acera y no entiendo como he aguantado tanto tiempo en pie, sin él.

Veo una sombra saliendo de casa y le reconozco, ha vuelto, eso es lo que pienso. Al acercarse a mí sé que está distinto y aunque lloro en su hombro no se siente cálido como lo había sido antes.

Al entrar a casa, enciende la chimenea y me sube envuelta en una manta de terciopelo a nuestra cama, esa en la que hicimos el amor tantas veces y ahora llevaba una semana sin usar ni para dormir.

Noto sus manos oscuras, borrosas por mis lágrimas, recorrer los costados de mi cuerpo y ayudarme a desvestirme; Me limpia la cara y me susurra palabras tranquilizadoras de amor, esas que anhelaba tanto oír.

Nos dormimos en la posición de siempre, apoyando mi cabeza en su pecho, y si bien debiera haber sentido los latidos de su corazón, no lo hice…

Cuando el alba acecha por salir  y una luz dorada entra por la ventana de nuestra habitación mi acompañante sombra se levanta y me mira con algo parecido al vacío en su mirada pero sigue siendo tan profunda…Intento cogerlo desesperada porque sé que se va a volver a ir pero no puedo, traspaso la sombra cuando intento alcanzarla.

Me derrumbo de nuevo e inesperadamente la sombra me levanta en volandas y me devuelve a mi lugar en la cama, le oigo susurrar y lo entiendo, me despido silenciosamente  y le dejo ir porque aunque jamás se irá para mí, de la muerte no se vuelve…

El texto ganador será el que tenga mayor cantidad de “me gusta”. Las personas que no estén alojadas en la plataforma WordPress podrán votar en los comentarios (el mensaje debe ser claro, con nombre y correo electrónico).

Resultados – Concurso La sombra dorada

Recuerden que la participación es anónima, eso quiere decir que tampoco está permitido decirle a familia o amigos que voten por su relato. Además soy la CSI de internet.

8 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s