Concurso Enero – La sombra dorada – Participante 14

Cuando desapareció su olor, cuando los armarios dejaron de devolvérselo, cuando la ropa de cama empezó a oler al jabón y a nada más, le odió aún más. Se había ido sin avisar, sin despedirse, sin decir nada. Ahora la desaparición paulatina de su olor venía a recordarle una vez más la sombra de su ausencia.

Y volvió a odiarle. Le odió como odiaba que le hubiera mentido diciéndole que iba al trabajo y que le hubiera hecho creer que su vuelta sería a la hora habitual. Como odiaba el recuerdo de aquella dorada mañana en la que cerró la puerta y no dijo que no volvería a abrirla al atardecer como hacía cada día. Como odiaba aquella voz – que no era su voz – que le confirmó que se había ido para siempre, negándole así despedirse, o enfadarse con él. O gritarle que no se fuera, que no la dejara sola.

Hacía años habían prometido emprender juntos un viaje para toda la vida y en aquel trayecto en coche hacia el trabajo, él  había roto su promesa yendo hacia el único lugar al que ella no podía acompañarle.

Se había ido sin avisar y tan rápido que había dejado olvidado su olor por la casa. Ese olor ahora se estaba marchado también. Y entonces comprendió realmente que la muerte se lo había llevado.

Tienen todo el mes de enero para participar.

Conocé más sobre el autor y su obra en: https://lordalceblog.wordpress.com/

Más sobre el concurso: Concurso Enero – La sombra dorada

*Recuerden respetar el anonimato

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s