Modo Grinch activado

45 comentarios

No sé si es culpa mía o del árbol que ya cumplió sus 7 años, la edad, el clima, los compañeros, la familia o mi jefe… no sé.

La cuestión es que me encuentro frente al siguiente dilema:

¿Armar o no armar el «árbol»?

Y ante la duda como siempre, elijo dar rienda suelta a mi obsesión por listar prácticamente todo en un par de columnas:

Team Grinch

  1. Espacio. No es para nada funcional, hay que dedicarle al menos dos metros cuadrados al intruso.
  2. Peligroso. De fantasía o no, no deja de ser un objeto altamente inflamable al cual cubrimos con un montón de luces made in China (por algo salen tan baratas).
  3. Insectos. Quien piense que entre tanta rama no habita algún que otro nido de bicho, está equivocado.
  4. Delicado. No apto para territorio hostil, donde nos falle un señalero se va al suelo.

Team Santa

  1. Tiempo. Se tarda menos tiempo desarmándolo que armándolo .
  2. Decorativo. Queda lindo, no hay caso.

Como ven estoy en un serio problema, Team Santa va perdiendo…

¿sugerencias?

Plural: 45 comentarios en “Modo Grinch activado”

  1. Confieso que hoy 16 de Diciembre, hace más de una semana que saqué arbolito de la caja y ahí está, vacío, sin un puto coso colgado, esperando… traspirando tristeza… en fin, no soy el mejor para equilibrar la balanza, sinceramente.

    Pero acá viene la paradoja: esta entrada es lo que me acaba de convencer de que hoy mismo termino de adornarlo, así que en mi libro, ese es otro punto para el Team Santa.

  2. Jajaja Pues este año estoy en el team Grinch!! No he puesto el árbol y paso de hacerlo. No me compensa lo bonito y la «compañía» prefiero destinar mi tiempo a otras cosas jeje
    Recuerda, Paula, decidas lo que decidas estará bien decidido 😉
    Besooo 😊😘

    1. Creo que si no lo armo éste año ya no hay vuelta atrás… ¡No lo armaré en los siguientes de seguro!
      Voy a tener que buscar otra tradición para festejar, ésto de la navidad me está resultando tedioso.
      Abrazo Lidia.

  3. Yo soy un grinch, detesto todo lo relacionado con la navidad. Lo de los bichos no sé qué decirte, porque el que ponía hasta hace unos años que dejé de ponerlo era de plástico. Pero desarmarlo cuando todo acaba da mucha pereza…
    En definitiva, mi respuesta sería un rotundo NO 😛
    Un abrazo.

  4. Pero r¿Qué os pasa a todos vosotros????
    El 22 de diciembre como mucho quiero que tengáis todos los árboles montados, Pero que espíritu navideño es éste? jajajajaja

    No me hagáis caso que no soy quién para organizar nada, llevadme a vuestra casa que yo os soluciono el tema y os dejo un árbol bonito hasta decir basta.
    ,
    Paula, deja el tedio, sacúdetelo, lo que te pasa es que pasas esa fase que todo el mundo pasa alguna vez, pero no te regodees en ella, trata de dejarte llevar, cuando empieces y veas lo chulo que está quedando ya verás como te vas animando y terminas decorando la casa entera.

    Hubo una navidad que estaba como tu, me daba fastidio, no le encontraba el sentido, empecé a decorarlo sin la más mínima motivación, y de repente me dí cuenta que estaba quedando de revista….terminé poniendo serpentinas hasta en el cuarto de baño.

    Ánimo que tu lo vales ¡¡¡

  5. Sí me disfrazo de economísta racional antes de recomendar una cosa u otra, conviene recapacitar sobre las consecuencias, al fin y al cabo se trata de una importante inversión emocional que después obliga a estar alegre un montón de fechas.
    Esperas una apreciable cantidad de visitas? NO? Pues entonces recorta uno de cartón.
    Sí? pues convoca una fiesta previa y cada invitado cuelgue una bolita o una estrella, ahorque un papá Noel o ponga un sobre con unos dolares.. Sí fracasan las navidades ya se sabe mal de mucho consuelo de tontos.
    No sé si me he explicado bien. Pero tampoco me importa demasiado que me comprendan.
    Un beso

    1. Bueno, es una inversión de todo tipo, pero por suerte la congestión familiar es en otra casa, así que de eso me libro por ahora.
      O sea que tu consejo es que lo dibuje sobre cartón pero que haga algo ¿no? A mí me gusta entenderte así que me explicas.

      1. Exacto, conviene disimular con un trabajo manual que además de ser pequeño y barato entretiene y sirve como tapadera ante la presión de las huestes del capirote, por si llegan frente a tu puerta y además como preaviso ajusticiar a un papá Noël en la verja y una corona de muerdago de plástico en un punto visible, pero no sobre una puerta para evitar besucones. Pero en realidad creo que debes tomar un punto de responsabilidad en este asunto y ejercer de la libertad que tanto cuesta mantener. Un beso,

  6. Yo soy del Team Santa, decididamente. Me apasiona la Navidad. Me eleva el ánimo, me reconcilia con el mundo y extrae lo mejor de mi espíritu infantil.
    Por tanto, recomiendo árbol, nacimiento, guirnaldas, turrones, mazapanes y todo el surtido navideño en bloque.
    Aconsejo pedir regalos a Santa Claus, a los Reyes Magos, al amigo invisible, y a cualesquiera tradición, supechería o efeméride, pero mucho más regalar, entregar detalles, regalos, botellas, dulces, besos y abrazos.
    Es el oasis del amor universal, el amor fraternal, familiar, humano y desinteresado. Lo que no hacemos todo el año, podemos hacerlo ahora.
    Y el fin de año…La puerta que se nos abre a la esperanza, la percha donde colgamos las frustraciones, la mano que nos ofrece la esperanza del progreso, de la mejoría, del impulso. Solo doce campanadas, doce uvas, brindis, besos y abrazos, condensan un deseo sincero de paz, amor y buenaventura. Con los que te quieren, con los que quieres, y con los que toleras, al menos para ese día.
    No hay otro acontecimiento que se le pueda igualar, desde el punto de vista estético, lúdico e incluso económico. Es enormemente Pareto eficiente. Concentramos en uno o dos días una masiva fuerza que puede cambiar el mundo.
    Así que, aunque solo sea por sostenibilidad de la raza humana,
    ¡¡¡ Feliz Navidad a todos !!!

    ¡¡¡Sosos, que sois unos sosos!!!

    1. jajaja a eso le llamo yo espíritu navideño, o fanatísmo mejor dicho.
      Me encanta Antonio, me alegro que lo disfrutes y más que nada lo sepas propagar hacia al resto.
      ¡¡Tené cuidado con andar colgando mucho muérdago por ahí!!
      Abrazo.

      1. Que quieres que te diga, la Navidad ejerce ese efecto en mí. Quizá sea un poco Ebenezer Scrooge, el personaje de Dickens en Cuento De Navidad. Un ogro al que la Navidad le redime.

  7. Ay, ¿qué te puedo decir? la verdad es que si hay algo que odio es poner arbolitos de navidad XD y este año, he tenido que armar dos, el de mi casa (que mide como tres metros) y el de la casa de mi chico. Son lindos, pero armarlos, decorarlos, limpiar su mugre y todo lo demás… ugh. Lo bueno es que en México podemos optar por no poner arbolito y en su lugar poner nacimiento.

    1. Hasta la navidad pasada me ocurría lo mismo, tenía que armar el de la oficina y el de casa, pero este año dije ¡No va más!, que lo armen otros… pero hasta hoy nadie lo ha hecho.
      Aquí se usan ambas cosas juntas, lo único que al nacimiento le decimos pesebre.

  8. Yo soy feliz con mi árbol… disfruto poniéndolo… decorando toda la casa… me encanta!!! Aquí se lleva bastante que sea de mentira con lo cual lo de los bichos es un alivio… lo tengo puesto hace por lo menos 3 semanas… es que soy fan de la navidad!!! De echo este año la celebramos en mi casa… que nervios!!! Besos Paula y no lo dudes… piensa que si no hay árbol… no encontraran el camino para dejar vuestros regalos 😉

Deja un comentario