Señales de que te estás poniendo vieja/o

En realidad, soy yo la que me estoy poniendo vieja, ustedes no tienen nada que ver.

  1. Lentes. Antes no los necesitabas, ahora no te los puedes sacar de la vista.
  2. Manos. Como se arrugan las desgraciadas… ¿alguien conoce alguna crema?
  3. Frío. Una gabardina ya no es abrigo suficiente. Ahora necesitas: 3 remeras, 1 buzo de lana, campera, bufanda, guantes, botas y gorro. Y donde pueda también me llevo la bolsa de semillas. ¡Ah! Me olvidé de mencionar las medias, ¡¡muchas medias!!
  4. Peso. Sacarte esos “kilitos” nunca fue tan costoso -en tiempo y barritas de cereales, claramente-.
  5. Dolores. Ya sabes dónde queda y hasta dónde va el ciático (de memoria).

Pero no me importa porque…

El mejor whiskey siempre es el más viejo


(creo) 

49 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s