Pasamos todo un año programando alarmas para despertarnos en hora y no dormirnos, y cuando queremos dormir sin alarma los que estamos programados somos nosotros y nos despertamos igual.

23 comentarios en “

  1. Me declaro culpable, totalmente culpable. Aun así, en las más apacibles despertadas, me arrastro y me tienen que arrastrar.

    Ahora a acostarme, que mañana me espera el celular.

  2. Pueeeees… a mí sí que me pasaba eso. Antes. Para mí que con los años mi cuerpo me dice que el fin de semana tengo que dormir más para descansar (aunque no mucho) 🙂 🙂 🙂

  3. Con lo interesante que es remolonear en el lecho un rato más y el timbre del cerebro que no se puede apagar. Ese es el relato de mis noches. ¿Has probado con ejercicios de relajación y un vaso de leche caliente antes de irte a dormir? Un beso

Deja un comentario