Bill Burr

Es como el cubo de Rubik, cuando te lo pones a pensar, ni siquiera era divertido. Era un juguete que lo girabas 3 veces y lo rompías, y quedaba así, roto para siempre… A menos que tuvieras un amigo asiático.

Un amigo parafraseando a Bill Burr

14 comentarios en “Bill Burr

  1. La única vez que armé un cubo de Rubik lo hice literalmente. Lo desarmé y lo armé de nuevo. Me crié en una zona rural desprovista de asiáticos, así que tuve que improvisar. Aparte, faltaban al menos 15 años para enterarme de Bill Burr.

    Mi vida ha cambiado demasiado en este tiempo. Creo que debería aprender a usar un cubo de Rubik, ahora que existe YouTube.

Deja un comentario