Bill Burr

Es como el cubo de Rubik, cuando te lo pones a pensar, ni siquiera era divertido. Era un juguete que lo girabas 3 veces y lo rompías, y quedaba así, roto para siempre… A menos que tuvieras un amigo asiático.

Un amigo parafraseando a Bill Burr

14 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s