Hello, Is there anybody in there?

Nunca fui de tener el sueño lo suficientemente liviano, al menos no tanto como para que los propios ruidos de la casa me despertaran. A decir verdad, el único sonido que era capaz de reconocer entre letargos, era el tic tac del reloj, ese sonido cíclico que obviamos tanto durante el día, y que en la noche se nos hace ampliamente estridente.

La primera noche que sucedió, admito no me simpatizó la sensación. Reconozco que no tengo recuerdos vívidos de lo ocurrido, y que mi imaginación, inconscientemente, podría estar haciendo algún que otro estrago por simple pretensión. Que a pesar de haber abierto los ojos, y observado la puerta durante un largo rato, el remanente de la impresión no fue bueno, y que muy a mi pesar, todas las noches, desde esa noche, escucho: “Hola”, “Hola”, “Hola”.

Pink Floyd – Comfortably numb

Anuncios

13 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s