Situaciones Incómodas #2

32 comentarios

Los padres de mi ex (novio)

«Enamorarse» de los padres del novio, y no precisamente de él mismo, es un problema… y más aún si quieres separarte del susodicho.

Has terminado la relación y decidiste romper todo lazo con la familia, aunque ésta te haya tratado de contactar insistentemente.

Años…añares después, vas caminando con tu actual pareja, tomados de la mano, felices de contentos, cuando te percatas de la presencia de los padres de tu ex, y allí están, estoicamente parados a tan solo unos metros delante de ti. Los miras, te miran, lo miras, lo miran, te vuelven a mirar y los ves.

¿Qué haces?

A) No hay disimulo que valga, aun así te das la media vuelta con tu pareja y los dejas atrás. Quieres evitar el momento bizarro a todo costa.

B) De manera absurda te haces la disimulada, miras hacia otro lado y sigues tu camino esperando que no te saluden. De seguro entienden la «indirecta».

C) Haces la gran Run Forrest Run. Le sueltas la mano a tu pareja y sales… corriendo. Nadie entiende nada pero que te importa, ya es demasiado tarde para arrepentimientos.

D) Te acercas, los saludas y les presentas a tu pareja. Aunque no sabes que esperar, te parece lo mejor.

Situaciones Incómodas #1

Plural: 32 comentarios en “Situaciones Incómodas #2”

  1. Yo saludaría. A la larga, quiérase o no tenían una buena relación asi que.. Además, si siguen insistiendo con sus llamadas o contactarse de alguna manera, viendo esto, ya se van a dar cuenta que no da para más.

  2. Yo iría por la opción D, los saludaría pero sería super breve, porque a la larga teníamos una buena relación, que se yo.
    Además si siguen siendo medio insistentes, con esto van a cortar un poco la cosa!
    Pd: Había escrito hace un rato pero jamás apareció el comentario, asi que si aparece dos veces, disculpas por anticipado 😛

    1. Es que active la opción de aprobar antes de que aparezcan, funciona para dos cosas, 1-Para que me recuerde que tengo pendiente una notificación que no contesté y 2- para evitar algún «hater» en la vuelta.

      1. Lo podes activar poniendo la dirección http de tu blog, seguido de /wp-admin, allí hay una opción que dice comentarios con todas las configuraciones posibles.

  3. Pues yo ejecutaría la D, pero con matices. Porque si fueron buenos contigo, la educación te obliga a saludarles. Pero lo de presentarles a tu novio como tu novio… Yo lo haría sólo si ellos te preguntan quién es, así el disgusto que se lleven habrá sido fruto de su propia iniciativa y curiosidad. Tú sólo respondiste a la pregunta que te hicieron… 😉
    Un abrazo.

  4. Diría la D, pero el mundo sería mucho más interesante y divertido si la gente anduviese por ahí haciendo la C. La mejor de todas por lejos.

    Igual, es fea esa de tener que cortar con toda una familia porque uno se deja de llevar con una persona, pero por otro lado, no me imagino algo más incómodo que seguir como si no hubiese pasado nada.

    Otra que Run Forrest…

  5. Si todo terminó cordialmente la D, es buena opción… desde mi experiencia seguiría mi camino, no creo que ellos me saluden… si lo hacen pues les correspondo sin ningún problema…
    Besos!!!

  6. La situación C es genial, me he visto en ella, en plan, corre forrest corre, como si no hubiera un mañana. xD Yo haría una intermedia, saludaría de lejos, o quizás la D. Aunque no dejaría de pensar si lo están comparando con su hijo.

      1. Sabes lo que te digo que no estoy muy seguro, depende de como fuera de amargo el final, a lo mejor ni les miraría a la cara por haber criado a un ser capaz de hacerme daño. Leñe.

      2. Seguro, todo es relativo a la experiencia. Pero si me remito a éste caso en concreto, en dónde digo: «enamorarse de los padres del novio, y no precisamente de él mismo» creo que habla peor de la protagonista que del pobre susodicho…

  7. Yo llevaría a cabo las cuatro, en orden secuencial: C-A-B-D
    Obviamente, si funciona cualquiera de ellas, no se aplicaría la siguiente
    Y si no hay más remedio, saludo cordial presentando a tu acompañante con todo protocolo
    «Es mi primo Alfredo, que ha venido a pasar unos días con la familia»

    No veo fisuras a esta estrategia.

  8. Ese podría ser uno de los motivos de dejar de escribir. El otro es que ya no se te ocurran más situaciones límite de estas que planteas últimamente. O por el contrario, que se hayan dado con especial frecuencia.

Deja un comentario