Manual Femenino – Parte II

25 comentarios

¿Me veo gorda? / ¿Estoy gorda?

Revelaciones sobre lo que queremos escuchar las mujeres cuando hacemos esas preguntas.

El varón tiene que ser capaz de diferenciar entre esas dos clases de preguntas analizando su verbo, obviamente…

  1. Ver
  2. Estar

Cuando una mujer origina el tipo de pregunta número 1 “¿Me veo gorda?”, lo que en realidad busca es, mayoritariamente… un elogio, una dosis externa de autoestima para sentirse bien consigo misma y la porción de pizza que se comió la noche anterior. Así que ustedes varones reaccionen rápido pero no de manera indiferente…con un “estás preciosa” basta.

Obviamente la segunda es la más conflictiva, “¿Estoy gorda? “. Cuando la mujer ya ha sacado sus propias conclusiones, conclusiones que a su vez no requieren de reafirmaciones externas, pero por masoquismo preguntan hasta el hartazgo… como si tan solo se pudiera adelgazar por repetición… Qué deben hacer? No discutir en vano (siempre van a estar equivocados), así que es mejor no mentir pero tampoco ser exagerados en sus observaciones, con un “si” y luego “pero no me importa”, un golazo.

Volveré con más opiniones sobre el punto de vista…

de una loca reprimida.

Manual Femenino – Parte I

Plural: 25 comentarios en “Manual Femenino – Parte II”

  1. Si siempre vamos a estar equivocados, no es mejor un «yo te veo estupenda», moderado, optimista, amable que un «pues sí bonita, pero no me importa»
    Yo por aprender, más que nada.
    Luego siempre me llevo los bofetones dialécticos de tus seguidoras, pero soy inasequible al desánimo.
    Lo que no pienso hacer es decir la verdad, salvo tortura.

    1. El tema es no llevar la contra porque siempre van a estar equivocados en esos momentos, y tratar de salir lo mejor parado posible en el intento, por eso es mejor un «pues sí bonita, pero…» que una evidente mentira.
      Veo que tienes experiencia….jaja

      Yo no te abandono Antonio!!!

      1. La experiencia que proporciona la vida. Cuantos más años, más tienes de eso.
        Gracias por la lealtad. Se agradece en estos difíciles tiempos.
        Yo tampoco te abandono. Estaré aquí, a tu vera.

  2. Mmm… Me gustaría pedirte consejo sobre la siguiente situación que a veces me ocurre: – ¿Estoy gorda? – No, estás bien. – ¡Pero si no me has mirado! – Te estoy mirando y estás bien. – ¿Seguro? – Sí. – Pues yo me veo gorda. – ¡Que no estás gorda! – ¡Uy, pero si me salen lorzas y tengo celulitis! – Pues vale, ¡estás gorda! Estás muy gorda. ¿Estás tan gorda que cuando te pesas sabes lo que marca el aparato? – No, ¿el qué? – Continuará… – ¡Gilipollas!
    Y ya tienes el lío armado 😂 ¿Cuál sería la respuesta apropiada? Obviamente lo del peso era una ironía.

    1. Épico.
      Es que discutirle lo contrario es una perdida de tiempo, hay que dar por sentado que la pregunta ya es una afirmación en sí y tratar de llevar la conversación a un plano intermedio para no discutir.
      A ver…ahí va. -Estoy gorda? -Te parece? -Sí…mirame -A ver, de donde estás gorda? -Aquí, me salen lorzas y celulitis, no ves? -Bueno amor, eso es normal, capaz te ayuda un poco de ejercicio.
      Y todo el mundo feliz.
      P.D.: si no te sirve se me ocurren otras.

  3. No solo es lo que se dice sino también como se dice. Aunque no sea del tema gordura, recuerdo un cómico español bastante feo (y él lo sabía) que decía de si mismo….»yo no soy feo, sino incomodo de ver» que es lo mismo pero dicho de otra manera más simpática. Ahora bien, aplicar esto al tema que propones …no sé… por cierto muy buena observación lo de distinguir entre Ver y Estar. Ayyyyy tengo tanto que aprender aún de las mujeres….Un abrazo.

  4. jajajja… es que es un tema conflictivo siempre… da igual lo que nos digan… porque en el momento que lo estamos preguntando ya estamos mosqueadas con el mundo por esos michelines de más… Besos!!!

Deja un comentario