10 comentarios

Pagamos un precio muy caro por tener lo que queremos.

Plural: 10 comentarios en “…”

  1. Hola Paula, no se, no estoy convencido del todo. Una cosa es el precio que pagamos y otra el valor que le damos a lo que queremos. Y valor y precio no siempre se equiparan. No se explicarme mejor. Estoy algo espeso. Abrazos

    1. No pasa nada, entiendo a lo que te referís. Probablemente la «frase» tenga más de un significado y sea diferente para cada persona. Esto nació de algún vestigio adolescente a las 4 de la tarde, luego de una jornada espesa. Entonces supongo que, si una persona quiere algo, el precio deja de importar porque el valor ya se lo ha puesto con tan sólo pensarlo, es así que terminamos pagando el precio de una valoración ajena. Lo anecdótico de esto es que cuando lo escribí, en lo único que podía pensar era en que, no existe sueldo que equipare la cantidad de horas que una persona entrega al sistema como recurso, con el único fin de obtener lo que quiere.

  2. A mi me pasa con el queso. Me encanta, pero es carísimo!!! No es como que lo tengan que ir a buscar abajo de una montaña, está ahí nomás!!!

    Ahora, un poco en serio, yo lo veo de un modo similar a tu respuesta a Carlos. Hay que dejar vida y más vida para conseguir lo que se quiere, casi que sin excepción. Ojo, todo bien con lo de que es eso es lo que le da gusto a lograr las metas y bla bla bla, pero hay veces que directamente me siento estafado por la vida.

Deja un comentario