Marcando territorio #1

41 comentarios

Formas sutiles y no tanto.

Situación

Tu pareja está en la barra pidiendo un trago. Una persona se le acerca, le hace una radiografía y luego comienza a coquetear con él. Tú eres testigo de toda la escena.

A) Te vuelves loca, ni bien tu pareja regresa con los tragos le haces una escena de celos. ¡Debería haberse retirado de la barra inmediatamente!

B) No te haces problema, de seguro era una compañera de la infancia y disfrutas de tu trago sin mencionar el tema.

C) Algo indignada con la situación, le preguntas de que iba la conversación. No quieres parecer loca pero tampoco indiferente.

D) Te ausentas del bar mientras está distraído con la usurpadora, y te aseguras de ignorar sus llamadas durante un par de días. ¡Eso le enseñará! Ojo por ojo.

E) Te acercas a la barra, empujas a la lagarta y te tomas el cubata con tu pareja. Lo que es mío, es mío A LA CARGA! por vabea.

 Creo que mi elección es obvia… ¿y la tuya?

Plural: 41 comentarios en “Marcando territorio #1”

      1. Pero vamos a ver ahora me vas a decir que tengo que contestar jajajajajjaa…. ah vale si la B, si me gusta más la B así que ya no quiero la C, aunque la C tiene muchas vitaminas, mmmm

      2. ainsssss es lo malo que tenemos las bestias salvajes que a veces practicamos un tipo de idioma fuera de lo convencional pero no te preocupes que si quieres te mando al juasap el traductor oficial de bestia – resto del mundo jajajajajjaja

  1. Yo voy por la C 😀
    Nunca me gustaron las escenas, pero tampoco da permanecer indiferente.. Asi que yo se lo preguntaría como haciéndome la graciosa, pero que se note que no es muy divertido jajajajaja
    La D ya es demasiado para mi 😛

    1. Que se note que no fue divertido y que no lo vuelva a hacer. Creo que depende que tanto tiempo lleves de relación, hay que aprender a conocerse y saber lo que al otro le molesta para no herir. La D es para extremistas! jajaja

      1. Claaaro! Todo depende del tipo de relación también. Igual yo soy demasiado pacífica, por eso me tiraría más como diciéndoselo en chiste. Por eso, para la D hay que tener ganas de bancarse los quilombos que puedan a llegar a surgir después jajajaja.
        Igual, como yo siempre dije y digo, si te quiere cagar te caga!

  2. Jajajaja, pues yo creo que exactamente nada de lo que dices. Lo primero no molestaría, porque si se queda en la barra y sigue el juego, lo último que yo quisiera es hacer el ridículo delante de todos. Me iría del bar, en silencio y para siempre. Si yo voy con mi pareja, lo normal es que esté conmigo, no con otra en una barra y si es tan importante para él, que me la presente y tomamos algo y conversamos los tres. Ya no hablo de celos sino de educación y respeto. Yo me iría y lo dejaría con sus coqueteos y sus tonterias, y no volvería más con él. Por eso estoy sola jajajaja, soy muy borde jajajaja

    1. Ninguno de los extremos es bueno, creo depende del tipo de relación que tengas y de lo avanzada que estés en ella…pero si concideramos que tu pareja estaba en la barra esperando el trago mientras ésta «lagarta»lo aborda y luego de obtenerlo vuelve a tí…no hay necesidad de pasar de el. Yo estaría atenta a futuras actitudes, y si la persona me importa y vale la pena lo hablaría, si no…que lo parta un rayo.

      1. Yo a los hombres, después de lo vivido, no le daría más esparto para qur hiciera más cestos.
        Voy a extenderme un poco más, una semana antes de casarme con mi exmarido y padre de mis hijas, estábamos los dos en una discoteca, apareció una vecina suya que vivia en Madrid, pero que venían mucho a mi pueblo. Estando rn la barra, la dulce chica se sentó encima del entonces mi novio y lo peor, no fue capaz de decirle que se levantase de sus piernas, simplemente calló y me miró la cara, yo me di la vuelta y me fui. Si él hubiera reaccionado de otra forma, me hubiera quedado, pero en esas condiciones, no.Después lo perdone porque yo era una cría,una tonta romántica y me tragué mi mala uva por amor, hoy sé que no debí hacerlo. En el caso que tú expresas, el hombre que es asediado por esa mujer, tiene la obligación de ponerla en su lugar, y alejarse a otra parte de la barra. Con decir a esa señorita que está con su pareja y que se vaya a tomar viento, ya es bastante.Las mujeres se mos acerca un señor y podemos hacer que se largue y no pasa nada, pero claro el hombre, no es es tan hombre si manda a freír esparragos a una señorita que le está molestando. Así que tanta culpa tiene ella, como él por consentidor, jajajajajajaja, ay amiga que malísima me han vuelto……..pero es lo que siento y pienso.

      2. Lamento que hayas tenido tan mala experiencia Marimar. Entiendo que no es fácil superar algo así pero no te culpes por romántica, creo que entregarse por amor es muy puro. Tampoco todos los hombres son iguales, ni todas las mujeres…hay que aprender del pasado para que no afecte nuestro presente.

  3. G. (Por seguir la numeración de Silvia) Tranquila, a mí no me pasan esas cosas

    Salvo que decidas que de de contestar otra opción, en cuyo caso lo haré de forma rápida, enérgica y absolutamente convencida

      1. Eso sí que me ha pasado.
        Asegurarme de que no la están molestando, eso sí lo haría, controlando el lenguaje corporal de ambos y estando pendiente. Pero si cuando vuelve de la barra no me cuenta nada, nada le pregunto.

  4. Imagino que la reacción estará más cerca del momento que esté viviendo esa relación y ahí cabe desde la A a la E dependiendo del estado de ánimo, confianza, celos, experiencia…
    Yo creo estar más cerca de la B pero la C tiene algunos matices que me interesarían
    Buen fin de semana

    1. Pienso lo mismo, cuando empezamos una relación, al principio ciertos «límites»están desdibujados y no conoces la gente que rodea a tu pareja, sus códigos, actitudes etc. Ahora, si te pasa eso con tu pareja de hace 20 años sería inaudito! jajaja Aún así todo se reduce a nuestro estado de ánimo y a qué interpretemos de su lenguaje corporal desde lejos, al fin y al cabo todos somos territoriales por lo que queremos.

Deja un comentario