Consultorio 4

Sentada acá, en el medio del tumulto, se me ocurre…por qué no te acercas a la puerta y usas tus cuerdas vocales? Por qué yo tengo que estar pendiente de que me llames?, no entiendo y me caliento, pero más me calienta por la pobre señora que tuvo que estar 20 minutos parada, con la oreja nacida en el marco de la puerta, esperando a escuchar, si todavía escuchaba…su apellido. Que raro no, vos que te dedicás a la salud, que sentaste el culo unos 8 años para estudiar,por lo menos, que brindás un servicio al que lo necesita, hoy, seguís sentada, plantando el culo como todos los días.

Ahora mejor me acerco, no vaya a aparecer algún vivo y se me cuele por andar escribiendo bobadas.

 

ATENCIÓN: Todos los relatos están basados en hechos reales que hipotéticamente pasaron en mi vida o en mi cabeza, con el total disimulo de modificarlos a mi antojo.

 

Anuncios

8 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s